Menu

David Malowany, Detrás del "Natalia no vayas".

David Malowany, Detrás del "Natalia no vayas".

La colectividad judía uruguaya no para de debatir respecto a si fueron ciertos los  dichos de la organización del recital de Natalia Oreiro  a la hora de suspender su actuación en Israel. Pero también pueden los judeo-uruguayos preguntarse si la detención de Ahed Tamimi podía haber justificado tal bofetada a los cientos de rioplatenses e israelíes que se aprestaban a verla, en el caso de que la militante de cuanta causa justa hay en el mundo, hubiese sido convencida por las voces que le pedían que no actuase, incluido el padre de la rubia palestina. 

La abogada de Ahed es Gabriela Lasky, una mexicana que antes de licenciarse en derecho estudió historia del arte, antropología y sociología. Después que el asesinado Primer Ministro Itzjak Rabin fuese electo, formó parte del secretariado de un miembro del Parlamento israeli. Allí descubrió su vocación de abogada. Pertenece a la coalición de izquierda Meretz, muy ligada a los kibutzim y a Hashomer Hatzair y estuvo muy cerca de ser electa diputada.

En una reciente entrevista que le realizaron nuestros colegas de Diario Judío de México, la Dra. Lasky comentó que Ahed estaba siendo juzgada por una corte de ocupación, donde se le niegan a los palestinos sus derechos esenciales.

¿Como fueron los hechos que llevaron a la detención de Ahed? Una hora antes del incidente del video, su primo de 14 años, recibió un disparo efectuado por un soldado israelí que dió en la cabeza del niño. Lo llevaron al hospital en coma. Los militares estaban dentro de su garage, ella llegó y les pidió que se vayan y como no se iban, les empezó a empujar, no haciéndoles caso. Como no se iban, reaccionó como reaccionó, dijo su abogada.

Cuando el video de su actitud hacia los soldados se viralizó, la joven fue arrestada, en lugar de ser llamada a la policía para ser interrogada e investigada, allanaron su casa y la levantaron a las 4 de la mañana de su casa y se la llevaron, y al mismo tiempo la policía y el ejército filmaron cómo arrestaron a la joven y después lo pasaron a la prensa, como si fuera un trofeo que simbolizaba: “!Arrestamos a la Ahed!”

 Luego de llegar a un acuerdo con la fiscalía militar donde la adolescente se declararía culpable y su pena no pasaría de unos pocos meses, la letrado Laski tuiteó:

Después de meses en los que todo el sistema militar se movilizó contra una niña de 17 años, la acusación militar limitó hoy 8 de los 12 cargos contra Ahed Tamimi, incluidas todas las acusaciones de lanzamiento de piedras e incitación al terrorismo. Después de que decidimos que el juicio se celebraría a puertas cerradas, sabíamos que no habría justicia en el sistema judicial de la ocupación. Dado esto, este es un logro muy significativo.

En la entrevista antes referida, Gabriela Lasky reconoció que la ocupación israelí en nada se parece a la que efectuaría un país asiático como China, pero eso no la hace moral.

Sin embargo el caso de Ahed tiene un costado bueno dijo la mexicana. Ha hecho que la sociedad israelí vuelva a hablar de la ocupación, que la sociedad israelí que ha cerrado los ojos a la realidad de la ocupación, tiene que otra vez hablar de que hay niños que nacen en la ocupación, que hay un pueblo entero que nosotros estamos infringiéndoles los derechos. Tenemos que ver que es lo que se tiene que hacer y como terminar con este círculo vicioso. Entonces este caso, sin haberlo querido, ha abierto una puerta al tema de la ocupación que ha estado mucho tiempo cerrada para el público israelí.

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba