Menu

Lamentable fundamentalismo ortodoxo en Israel

Lamentable fundamentalismo ortodoxo en Israel

 

                          LOS QUE REALMENTE SE DESVÍAN DEL CAMINO

                                                                                                             Lic. Rafael Winter (Rufo)

 

 Leyendo prensa judía -israelí y local- cito dos artículos recientes. 

Uno de ellos titulado "Ministro de Religiones (de Israel): los judíos reformistas no son judíos". El segundo artículo titulado "Dos años de cárcel para dos hermanos que atacaron un Colegio árabe-judío".

 El primero alude a un Ministro religioso ultra ortodoxo perteneciente al Partido no sionista Shas.

En el caso de los hermanos, se trata de religiosos sionistas. No sionista y sionista, de todas formas hay algo en común entre ellos.

Creo que ha llegado el momento-desde hace tiempo-de redefinir el elevado concepto  de "religioso". Me afilio a la idea de Buber que se refería a la religiosidad del corazón. 

Los anteriores, a mi juicio, son seguramente "ritualistas", pero ¿religiosos?

 El concepto "religioso" abarca lo humano...

 Vuelvo al primer artículo. "Mientras los judíos reformistas dejen de seguir la religión de Israel...no puedo decir que esas personas sean judías ".  Luego como que se "corrige" un poco agregando "son judíos que han errado el camino".

¿Quién le dio el derecho a este Ministro-Azulay se llama-a definir a los judíos reformistas como no judíos? ¿Con qué derecho dice que "han errado el camino"? ¿Qué camino? ¿El de él?

¿El camino de aquellos que tratan al gentil con desprecio? ¿El de aquellos que tiran piedras en shabat cuando otro judío "trasgrede" las normas? ¿El de aquellos que salivan e insultan a la mujer cuando la ven vestida de manera "no recatada"? ¿El de aquellos que discriminan?

¿El camino de la intolerancia? Ese NO ES el camino del judaísmo. En todo caso los que se desvían del camino del judaísmo-si es que hay un camino, en realidad hay varios, a partir de la misma base-son ellos. Los que se "atreven" a definir el judaísmo del otro, el tuyo y el mio.

Para peor, quien dijo lo que dijo es el Ministro de Asuntos Religiosos de Israel. Cualquiera que lo diga, esta mal. Que lo diga un Ministro, esta peor. ¿Y si quiere aprovechar su investidura para intentar convertir sus "criterios" en política de gobierno?

 Para quien esto escribe es absolutamente irrelevante el contexto en el cual el Ministro dijo lo que dijo. Pues lo dicho constituye, de todas formas, una aberración.

Netaniahu desautorizó rápidamente al Ministro y lo hizo bien. Le faltó dar un paso más: destituírlo.

¿Es uno de los precios a pagar por tener a Shas en el gobieno?

Si este caso fue una ofensa verbal, el siguiente es equiparable a una agresión física. Se remonta al año pasado, noviembre. Dos clases de Primaria de un colegio judeo-árabe (una linda experiencia de años de convivencia) fueron incendiados. Un patio del colegio apareció con pintadas discriminatorias antiárabes. No hubo víctimas pero una de las clases del colegio quedó totalmente destruída. Los criminales (no cabe otro tipo de calificación) juntaron libros en árabe y en hebreo y los quemaron. Las comparaciones son odiosas pero esto me hace recordar a un muy triste acontecimiento que tuvo lugar en Alemania nazi en una noche de mayo de 1933.

Sí, ya sé: en aquel caso el vandalismo vino del aparato estatal nazi, en este caso son solamente "un par" de individuos. No obstante...

Se descubrió que la agresión fue cometida por dos hermanos "religiosos" -se los puede ver en la foto de Aurora digital- con Kipa y Tzitzit (los flecos del talit que estan allí para que, cuando los veamos, nos acordemos de los preceptos de la Torá). Hermosos símbolos que por su significado no deberían tener nada que ver con algunos que los usan. 

Por lo menos en este caso y similares...

Recientemente los sentenciaron a dos años de cárcel -muy poco para semejante ofensa física y agravio moral- libertad condicional  de unos meses luego del cumplimiento de la pena y el pago de multas elevadas al colegio en compensación de los destrozos. Castigo que debió de ser mucho mayor.

Los criminales justificaron su acción  en protesta "por el hecho de que judíos y árabes asistieran juntos (al colegio) y a fin de elevar ante la opinión pública su objeción ante los matrimonios mixtos de judíos y no judíos". Abandonaron la sala del tribunal satisfechos, sonrientes, alabando a D"os y afirmando que "valió la pena" realizar ese acto.

 Que solamente puede catalogarse de racismo y vandalismo.

El D"os en el que creo no precisa ser alabado por estos vándalos.

Quiero creer que a El dichas "alabanzas" no le llegan.

Ante la reacción de auto vanagloria de los condenados, me pregunto (implícitamente en la pregunta va la respuesta): ¿que tipo de "educación" han recibido? ¿que "valores" ? 

Porque su acción es consecuencia de una "educación" recibida.

Proceden de "allí". No los educan: los ADOCTRINAN.

Si lo que hacen e hicieron otros de forma similar se basa en interpretación de fuentes, y-o en algunas fuentes literales mismas, considero que llegó ya hace tiempo el momento de revisar, definitivamente y de manera autocrítica, esas fuentes que nos hacen un flaco favor.

Me refiero a ESAS fuentes.

Mas allá de la autocrítica que hagan o dejen de hacer al respecto otras religiones, con sus textos considerados por ellos mismos como sagrados.

No involucro en este comentario a LOS religiosos. Ya sea entre ellos como entre los laicos hay-habemos- absolutamente de todo. No es la filosofía religiosa o no religiosa ni tampoco la práctica ritual la que hace necesariamente a una persona mejor o peor.

Pero quienes se comportan como en los  casos anteriormente mencionados,  son la escoria del pueblo de Israel.

 

El artículo debería haber terminado aquí-esa era la idea- pero no. Pues hace apenas un rato nos hemos enterado del horrible atentado que un ultraortodoxo (¿reincidente?) cometió contra un grupo de homosexuales, en la "Marcha del Orgullo Gay" que tuvo lugar en Yerushalaim hace horas.

Condenable. Repudiable. Lo único que se me viene a la cabeza en estos momentos es que tenemos un " eje del mal interno": el asesino de Rabin, los que atacan Templos de otras religiones, los que destruyen colegios judeo-árabes, los que atentan contra los homosexuales,

y muchos que no actúan pero piensan como los que actúan: proceden de la misma raíz. 

No: esa NO ES una raíz judía!!  Pero cuidado!!  Ha crecido muy mal. 

La raíz es venenosa : si continúa creciendo puede hacer mucho más daño y contaminar, D"os no lo permita, la parte sana del fruto.

D"os no lo permita!!

                                  

                                                                                                              Lic. Rafael Winter (Rufo)

                                                                                              

 

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba