Menu

Izquierda, derecha y globalización ( Cr. Isaac Markus)

Izquierda, derecha y globalización ( Cr. Isaac Markus)

Izquierda, derecha, y globalización

 

 

Cr. Isaac Markus

 

La tendencia creciente de la economía mundial a involucrarse en el fenómeno de la globalización parece irreversible. Las economías de escala le dan un espaldarazo a aquellas estructuras empresariales que permiten producir una mayor cantidad de bienes empleando robots y concentrando el cada vez más menguado trabajo humano en los países de menor costo de mano de obra.

 

Se trata de un contexto que genera confusión, en la medida que la apertura de fronteras permite a los consumidores de muchos países acceder a estos productos a unos costos notoriamente menores que los que tendrían de ser producidos localmente. Sin embargo, aunque esta parece ser una contribución a su calidad de vida, la simultánea pérdida de puestos de trabajo que origina en sus países termina haciendo dudar de la conveniencia final.

 

A esto se agrega la incapacidad de los pequeños países de adoptar medidas que permitan hacer frente a este proceso sin generar un resultado caótico. La dependencia que tienen es cada vez mayor; casi toda su infraestructura depende actualmente de la tecnología suministrada por las empresas multinacionales basadas en los países de mayor desarrollo económico.

 

Por otro lado, los desequilibrios que genera la globalización han comenzado a tener consecuencias en los propios países desarrollados. La pérdida de fuentes de trabajo derivada del traslado de las fábricas a los países con menores costos de mano de obra y el ingreso de inmigrantes de otras culturas para cubrir los empleos de menor calidad aparecen como factores de disconformidad que han incidido en el Brexit, en el resultado de la elección en Estados Unidos y que probablemente incidirán en los futuros resultados de las elecciones de la mayor parte de los países europeos.

 

Ante una globalización manejada por los intereses de las grandes empresas multinacionales, los ciudadanos afectados propugnan por medio del voto una mayor intervención del estado nacional en defensa de sus intereses. El hecho de que los sectores políticos de extrema derecha hayan intentado monopolizar estas banderas apoyándose en sus tradicionales enfoques nacionalistas, no significa que la defensa de estas necesidades de los ciudadanos deba identificarse necesariamente con ideas de derecha.

 

La vigencia de estos problemas coloca a los sectores de izquierda en un verdadero brete. La defensa de nacionalismos se opone por un lado a su viejo enfoque universalista, y por otro, implicaría tomar una bandera supuestamente perteneciente a la derecha. Un enfoque moderado sería requerido para poder atender las demandas de los ciudadanos sin caer en los chovinismos o nacionalismos a ultranza.

 

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba