Menu

FILOSOFÍA POLÍTICA

FILOSOFÍA POLÍTICA

INTRODUCCIÓN

El ideal de la democracia se ha ido acuñando en contextos históricos distintos. En palabras de Sartori, “la democracia es una secuela del total desarrollo de la historia universal”.
Distinguimos tres grandes transformaciones en la historia de la democracia. La primera se produjo en la cultura griega. La segunda se produjo en Europa durante los S. XVII y XVIII. Y quizás, ya se encargarán los futuros historiadores de verificarlo, estemos asistiendo a la tercera gran transformación democrática. La democracia está en perpetuo cambio, por eso decimos que es algo utópico, algo inacabado. Cabe la pregunta de sí es posible la democracia, y para ello deberemos evaluar todas las opiniones. La teoría difusa de la democracia, elaborada por los críticos de la democracia, es la que tendremos que analizar primeramente. Utilizaremos un método hermenéutico y contextual, y ver con ello si los postulados siguen teniendo vigencia.
La historia de la democracia es la historia de la autoconquista humana, una conquista que no se ha librado de crisis y altibajos. La democracia se debe basar en unas cotas mínimas de libertad e igualdad.
La democracia no sería viable sin esa teoría difusa que reivindica como mínimos irrenunciables, unas condiciones objetivas e institucionales y reconocimiento de un determinado valor.


LA EXPERIENCIA GRIEGA.

Adrados dice que hay ciertas similitudes entre la democracia ateniense y la actual. Con esto nos dice que en la democracia griega ya se plantean una serie de problemas, retos y reivindicaciones que siguen siendo actuales. Adrados piensa que los griegos son los modelos y en sus planteamientos ya intentaron plasmar la igualdad y la libertad. Pero en un principio la igualdad la entendieron como igualdad legal y no total (como más tarde hicieron los jacobinos y los bolcheviques). Sin embargo las democracias que más se han parecido a la ateniense son las que más se han mantenido.
La democracia ateniense dejó problemas sin solucionar, y que quizás tampoco los tengan hoy día. Hemos de preguntarnos por sus logros, lo que se sacó en claro, y porqué decayó, y con ello, la compararemos con nuestra democracia actual.
La consolidación de los aqueos se produce entre los S. X y VI a.C., pero el siglo de oro de la democracia será el S V a. C. De Pericles hasta el S IV con la invasión macedonia. Los aqueos invaden la península helénica en el 2000 a. C. , y desde Micenas se expanden por el Mediterráneo. Los aqueos eran guerreros y tenían una cierta organización con un jefe o basileus, pero también tenían un cuerpo consultor de ancianos, gerousía, y el pueblo armado.
Más tarde penetran los jonios y los dorios y echan a los aqueos hacia el Asia Menor. Los dorios se instalan en el Peloponeso, y en una segunda oleada en Esparta. Los jonios se establecieron en el centro, y allí fundaron Atenas, mientras que una parte emigró a la orilla oriental del Egeo, donde fundan Mileto, Éfeso y Samos, cuna de los primeros filósofos. Sin embargo, hablar de dorios y jonios es hablar de Esparta y Atenas, y por ello, cuando más adelante se produzca la confrontación entre estas dos poleis, no debemos olvidar que en el fondo yacía un viejo antagonismo étnico.
A raíz del crecimiento de las ciudades surge la polis como ideal y realidad nodal apriorística y omniabarcante pq integra lo político, lo económico, lo religioso, lo educativo y lo moral. El dominio de la ciudad estado hace que el hombre griego no conciba su vida sin el marco de la ciudadanía. Para el griego hombre asocial o apolítico es una contradicción en sí mismo.
Muchos de los ideales políticos de la modernidad ya fueron objeto de pensamiento de los filósofos griegos. La polis griega aspiraba al autogobierno y autosuficiencia, pero esto no sería posible en las grandes urbes actuales. Atenas llegó a tener 300.000 habs.
Esparta y Atenas son dos vertientes del mundo griego. Los dorios de Esparta ven la vida como sacrificio, ascetismo y servicio, mientras que los jonios de Atenas la veían como gozo, disfrute y participación.
Esparta, en realidad, nunca perdió el aire de campamento militar y fue un sistema muy autoritario. Platón tuvo influencia espartana. Las tierras de Esparta eran muy fértiles y por ello su economía era básicamente agrícola. Los esclavos agricultores de los espartanos eran los hilotas (heilotes) y pertenecían a la polis, quién los cedía a los ciudadanos para que trabajasen sus tierras. Los periecos (habitantes de alrededor), eran agricultores libres artesanos, comerciantes, etc. Aunque no tenían plenitud de derechos, estaban obligados a participar en el ejército y en las guerras. Los hoplitas eran los soldados, pero estos sí que eran ciudadanos.
La tradición atribuye a Licurgo (hacia el 600 a. C.) una serie de reformas que intentaron una sociedad más igualitaria. Entregó a 9000 ciudadanos unas tierras e hilotas para trabajarlas. Esta distribución fue por igual, todos iguales en posesiones, pero esto quedó un poco confuso. Se estableció la Asamblea popular soberana, la antigua asamblea de los guerreros, la apella. Sin embargo, no era deliberativa, sólo se votaban las propuestas del consejo de ancianos, la gerousía o senado, pequeño órgano colegiado compuesto por 28 miembros. Dos basileis culminaban esta organización. Esta diarquía era por razones militares (sustituir rápidamente al basileus muerto en campaña). Por tanto hay configurado un orden social y jerárquico con basileus, consejo de ancianos y Asamblea popular soberana. Por tanto, Esparta no era la ciudad dictatorial que su nombre evoca.
La contribución de Esparta a la democracia fue la Asamblea en la que el pueblo podía opinar y esas medidas económicas más igualitarias, pero en general, en la práctica se consiguió muy poco.
La experiencia espartana es un primer intento de democracia que queda abortado pq en la práctica se impone un régimen militar.
En cambio en Atenas se crean unas innovaciones políticas con una democracia participativa que hizo que los políticos no se profesionalizaran, ideal al que no se debe renunciar. Entre los siglos VIII y VI se produce el paso de la oligarquía a la democracia gracias a una serie de innovaciones sociales, políticas y económicas.

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba