Menu

¿ Esclavos en Egipto? Créanme, nunca pasó.

¿ Esclavos en Egipto? Créanme, nunca pasó.

Josh Mintz, Haaretz. 

He aquí una pregunta para usted: ¿qué tienen en común el actor Charlton Heston, los estudios de animación de DreamWorks y el ex primer ministro Menachem Begin? Bueno, todos ellos, en un momento u otro, perpetuaron el mito de que los judíos construyeron las pirámides.

 Y es un mito, no se equivoquen. Incluso si tomamos la fecha más temprana posible para la esclavitud judía que sugiere la Biblia, los judíos fueron esclavizados en Egipto trescientos años después de la 1750 A.C. fecha de finalización de las pirámides. Es decir, por supuesto, si alguna vez fueron esclavos en Egipto.

 Somos tan rápidos en señalar las mentiras obvias sobre los judíos e Israel que salen en Egipto: los Gobernadores del Sinaí dicen que el Mossad liberó a un tiburón al Mar Rojo para matar a los egipcios o, como leí una vez en un periódico mientras estaba de vacaciones en El Cairo, el cuento de las hebillas de cinturón magnético que los judíos estaban vendiendo barato en Egipto que esterilizaría a los hombres, pero rara vez examinamos nuestros propios conceptos erróneos sobre la naturaleza de nuestra historia con la nación egipcia.

 En medio de nuestro desdén hacia las teorías de la conspiración antisemita, tendemos a pasar por alto el hecho de que uno de los eventos más grandes del calendario judío se basa en recordar a la siguiente generación, cada año, cómo los egipcios eran nuestro cruel esclavizador, algo que probablemente nunca sucedió. ¿Es esto realmente tan diferente de tiburones como agentes del Mossad?

 La realidad es que no hay evidencia alguna de que los judíos fueron esclavizados en Egipto. Sí, hay la historia contenida dentro de la biblia pero esta no es una fuente históricamente admisible. Estoy hablando de pruebas reales; Evidencia arqueológica, registros estatales y fuentes primarias. De éstos, nada existe.

 Es difícil creer que 600.000 familias (que significaría alrededor de dos millones de personas) cruzaron todo el Sinaí sin dejar un fragmento de cerámica (el mejor amigo del arqueólogo) con escritura hebrea en él. Es notable que los registros egipcios no mencionen la migración repentina de lo que habría sido casi una cuarta parte de su población, y tampoco se ha encontrado ninguna evidencia para ninguno de los efectos esperados de tal éxodo; como la recesión económica o la escasez de mano de obra.

 Además, no hay evidencia en Israel que demuestre una afluencia repentina de gente de otra cultura en ese momento. No se ha visto ninguna salida rápida de la cerámica tradicional, ni hay registro o historia de un aumento en la población.

 De hecho, no hay absolutamente más evidencia que sugiera que la historia es verdad que hay en apoyo de cualquiera de las teorías de conspiración del mundo árabe y cuentos sobre los judíos.

 Así que, al llegar a la Pascua 2012, cuando gracias a la "Primavera Árabe", nuestras relaciones con Egipto están como hace cuarenta años, disfrutemos de nuestro Seder y leamos la historia por todos los medios, pero también recordemos a los que están en la mesa, que no se puede olvidar que es sólo una metáfora, y que no hay animosidad antigua entre israelitas y egipcios. Porque si queremos restablecer esa difícil paz con Egipto que tantos trabajaron tan duro para construir, todos vamos a tener que dejar ir nuestros prejuicios.

Josh Mintz está completando su carrera en Relaciones Internacionales y Estudios Oriente Medio y es el director de comunicaciones de Friend a Soldier, una ONG que fomenta el diálogo con los soldados de las FDI.

Leer más: http://www.haaretz.com/jewish/the-jewish-thinker/were-jews-ever-really-slaves-in-egypt-or-is-passover-a-myth-1.420844

 

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba