Menu

Wilson en Israel (1985)

Wilson en Israel (1985)

Pistas sobre Israel recuerdos desde niño... Por Juan Raúl Ferreira
En algún tiempo creí que había heredado de mi padre el amor a la causa judía. Después de su muerte entendí que solamente me había dejado pistas. Mi suerte ha sido seguirlas y descubrir su verdadero significado. He dicho que sin el judaísmo, no solo mi Fe sino mi vida carecería de sentido. Wilson hablaba de "esa cosa tan cargada de espiritualidad que es el judaísmo. Era solo una pista. Cuando un día le pregunté por esa enorme casualidad que en nuestra rescate con vida de la Argentina de 1976, ocho de los diez intervinientes eran judíos, su respuesta fue simplemente: "no es casualidad". Cuando en los años nuevos del exilio brindaba diciendo " le shaná ba ba yerushalayim y montevideo" era también una pista. 

De niño papá se refería a D"s en la mesa como EL INNOMBRABLE. Fue cuando asistí en el liceo al primer Bar Mitvá que entendí de donde venía aquello. O cuando los pleitos entre blancos y batllistas sobre si escribir su nombre con mayúscula o ´minúscula él decía: "es tan grande su existencia que no cabe ni en letras de molde. Un día tuvo una agria discusión con un artista argentino judío no sionista. Y le dijo "pero y la Tierra, la suya, la de sus paisanos." Pero no figuraba entre mis recuerdos algo tan emotivo y conmovedor como lo que de tantos papeles que le presté,. rescata el Dr Malowany. ¿cómo agradecer su evocación? Quizás, sintiendo que es una nueva pista.

Cuando saludábamos a un amigo judío con el tradicional Shalom: él explicaba: "Hay una palabra que los judíos usan y lo traduce todo maravillosamente, porque habla de Paz, no solamente en el sentido de ausencia de guerra u hostilidad, sino también de profunda solidaridad interior y por eso es que debemos desearnos todos a todos, judíos o cristianos, o de cualquier otra denominación e incluso a aquellos que no tienen la dicha de creer en D"s, la paz en los términos que usan los judíos: Shalom, Shalom.

Wilson en Israel por Dr. David Malowany. 

 Wilson Ferreira Aldunate, el último caudillo blanco, visitó Israel en 1985. Fue recibido como si se tratase de un jefe de estado. Se reunió con el entonces Primer Ministro Itzjak Shamir, con el Presidente Herzog, con Sharon y demás personalidades del gobierno israelí, en aquel entonces formado por una coalición de laboristas y la derecha. 

A su retorno al país contó sus experiencias. Ninguna particularidad del estado judío le pasó desapercibida. Respecto a la religiosidad del israelí medio manifestó: “ es muy curioso, hay un porcentaje bastante más elevado del que yo suponía de judíos no religiosos, pero mi impresión es que hacen trampa, de que tienen la vana ilusión de creer que no lo son, pero lo son...”

Visitó el Kibutz Tel Itzjak , las Universidades y Jerusalém, siempre rodeado de inmigrantes judeo-uruguayos. Refiriéndose a estos contó: “ los judíos uruguayos son notables porque son intransferibles, a veces me da la impresión de que son más judíos que los otros judíos ( que siguen viviendo en Uruguay), pero que son uruguayos, también con singular y divertidad intensidad. Si yo fuera judío viviría en Israel. También aquí digo, tengo una doble posición comprometida, porque por un lado desearía que los judíos vivieran en Israel y por otro lado que los judíos de Uruguay, siguieran viviendo aquí por que los precisamos. Pero supongo que ese desafío permanente que viven los judíos con las dos fuerzas que están ahí, y está bien que estén. 

Si hubiese que resumir la impresión que el Estado judío dejó en Wilson ( como se lo llamó cariñosamente en vida aun por sus adversarios políticos) , las siguientes palabras lo dicen todo: “... la tierra no es simplemente una dimensión física. La tierra exige que el hombre tenga con ella una relación que no sea solamente jurídica, sino también necesariamente de amor... la tierra es mas importante que los hombres. Son estos los que pertenecen a la tierra y no al revés... Si los judíos no tuvieran “ el libro” para invocar como prueba de su derecho a la tierra prometida, hubiera bastado con lo que han hecho con ella para haberla merecido”. 

Fuente: El Israel que yo ví, publicación del Comité Central Israelita en honor del extinto líder. Agradezco dicho material al Dr. Juan Raúl Ferreira.

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba