Menu

Mafia judía en N. York del 1910-1945

Mafia judía en N. York del 1910-1945

Un libro nos habla de la Mafiajudía en New York

Seleccionó Julio Biler

 

En su reciente libro  “Tough Jews”, Rich Cohen nos cuenta la historia de la mafia judía, que domino  el país a partir de 1910 y hasta el final de la  Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

Herb Cohen y su grupo de amigos, entre los que se encuentran el presentador de TV Larry King, fueron vecinos del barrio de personas como Arnold Rothstein, que dio origen al personaje Meyer Wolfshiem, en “The Great Gatsby” de Scott Fitzgerald y Bugsy  Sieguel que inspiro  el film “Bugsy”.

Chicago era una ciudad donde se cenaba a las 17 horas  y donde la idea de judíos americanos era la del hombre de negocios o abogado exitoso. Están las historias de gángsters que todo el mundo adora escuchar porque se sueñan con el misticismo de algo de seres diferentes  en una nube de encanto y charme.  Pasados varios años de estos episodios las personas continuaban hablando de las mismas cosas. 

Tough Jews” (Judíos Duros) es una serie de encuentros en cafés donde se realizaban las preguntas y respuestas.  Los hijos de los que antes fueron contra la ley no tenían ninguna idea sobre qué era lo que los padres habían hecho para vivir de la manera ostentosa en que lo hacían.

La idea de la mafia judía es bastante diferente de la mafia italiana.  En New York, judíos e italianos “trabajaban” juntos como hermanos de sangre, solo que la mafia  judía terminó en 1944, cuando sus jefes y padrinos fueron ejecutados en la silla eléctrica o huyeron para otras ciudades o tierras.  La mafia italiana existe hasta hoy con los mismos modelos, pasando de padres a hijos. 

El hombre responsable de la idea de mafia de la manera que existió en New York es Arnold Rothstein,quien durante los años 20 del siglo pasado generó un negocio millonario, transportando barcos enteros desde el Reino Unido cargados de whisky, protegidos con hombres armados con órdenes de disparar.

Antes de esto los gángsters eran completamente diferentes; pasaron a ser sofisticados, usar ropas elegantes y frecuentar clubes nocturnos de moda.  Esa transformación fue idea de Rothstein, que inventó el crimen organizado en New York.  Él tuvo la idea y se alió con Lucky Luciano, que era su brazo derecho, para poner en práctica sus ideas, y luego contrató a otros judíos e italianos duros: Louis Lepke, Gurrah Shapiro,  Meyer Lansky,  Bugsy Siegel,  Franck Costello y Dutch Schultz.  Los “negocios de esta mafia se resumían en contrabando de bebidas y protección forzada”. 

La idea del mafioso que no tenía nada que ver con drogas no es cierta. Vito Genovese, sobre el que se realizó el film “El Padrino”,  murió dentro de prisión por trabajar con narcóticos, Meyer Lansky usaba heroína, todos los negocios eran resueltos por medio de la violencia del que se encargaba el equipo de Rothstein.

A pesar de todo esto la idea de mafioso glamoroso que llevó Hollywood a las pantallas era real; ellos tenían una imagen de  elegancia si se los conocía en situaciones adecuadas.

La relación con la religión era totalmente hipócrita. Algunos de ellos no mataban en shabbat, no porque fuese equivocado matar sino porque era malo trabajar en sábado… La mafia controlada por Rothstein y luego por sus herederos funcionó hasta la mitad de los años 30 del siglo XX, cuando el FBI, las investigaciones y los juicios comenzaron, al creer que existía el crimen organizado.  La gran mayoría de ellos, Lepke, Mendy Weiss, y Louis Capone murieron ejecutados.

En 1945, al final de la segunda guerra mundial, nadiemás habló de mafias judías.  Los gángsters fueron ejecutados todos y sus muertes ya no eran una gran noticia para los medios.

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba