Menu

Januka y nuestra lucha de los Macabeos frente al imperio Helénico

Januka y nuestra lucha de los Macabeos frente al imperio Helénico

texto de Wikipendia y Mauricio Zieleniec

Existe una canción referida a la Januká, que dice: «La Januká llega una vez al año, trayendo historias de días antiguos; contando la historia o relatos místicos de cómo la lámpara  quedó encendida durante ocho días completos aunque contenía aceite para un solo día».

La festividad de la Januká es desde la época de la hegemonía helénica en Judea, comenzada con la conquista de Alejandro el año 332 a. C. Cuando se corona como rey de Siria a Antíoco IV Epífanes (175 y 164 a. C.); éste decide helenizar al pueblo de Israel, prohibiéndole así seguir sus tradiciones y costumbres.

Un grupo conocido como los Macabeos (su líder era Yehudá Macabi), provenientes de la zona de Modi'ín, comenzaron a rebelarse contra los soldados griegos, negándose a realizar actos que iban en contra de su propia creencia. Tuvieron una lucha difícil, y siendo minoría contra el ejército griego; sin embargo su estrategia, decisión, valentía y fe, los condujeron a la victoria hoy llamada Januká.

Historia, relatos y sincretismos

 Según el Talmud (Gemara), (un relato mítico) al terminar la guerra, los Macabeos regresan a Jerusalén y encuentran el  Templo profanado, con la menorá (un candelabro de siete brazos) apagada, y aceite ritualmente puro suficiente para encenderla un solo día. Tardaron ocho días en conseguir más aceite; y sin embargo, el poco que tenían mantuvo encendida la menorá durante todo ese tiempo. Sin embargo el relato pertenece a lo escrito 600 años después de los sucesos históricos, en los comentarios generados por un rabí  en el Talmud; tratando de explicar la historia con agregado de maravillas religiosas

El sincretismo, común de época- trató de juntar la fiesta agrícola pastoril; que coincidía con el solsticio de invierno, donde los días comenzaban a ser más largos y las noches más cortas en el hemisferio Norte. Fiesta agrícola pastoril llamada “Luminarias”, con la victoria Macabea de Januka.

 La toma del templo de Jerusalén por los Macabeos sucedió varios meses antes según historiadores, como Miguel Feldman, pero como costumbre de época, se dio un sincretismo, uniendo ambas fechas en un mismo día.

El cristianismo imitó forjando un nuevo sincretismo; si el personaje de Jesús existió; nunca pudo haber nacido en igual fecha, puesto en el Nuevo Testamento habla del nacimiento, cuando los pastores llevaban a los rebaños a pastar en esta nueva estación. Lo cual sin duda pertenecerían al mes de  Marzo o Abril.

Lo valioso y lo históricamente sostenible es la aguerrida y valiente acción Macabea, que liberó a los israelitas de la opresión imperial Helénica.

Los sincretismos, costumbre en aquel tiempo,- sumaron en el correr de los siglos-, a estas tres  festividades juntas.

Recordemos que por el año 1600 el Papa Gregorio cambió el calendario lunar por el solar y de ahí se corre unos días estas festividades navideñas con Jánuka y las Luminarias

Si embargo la acción Macabea y el solsticio del invierno, ligado a lo pastoril y agrícola,  son realidades que junto a la creencia o relato cristiano, todas reflejan la luz como símbolo de aquellos tiempos- EL SOL- la nueva estación primaveral.

Nosotros sin duda comenzamos a festejar Jánuka desde lo tradicional e histórico, y con el color que luego el relato lo rodeo entre misticismos, colorido y juegos, que la sabia tradición supo coronar al heroísmo Macabeo.

Feliz Jánuka, símbolo de liberación, luz para todos y se acostumbra a regalar, jugar, eso lo hace alegre y hermosa a la festividad.

 Esta es nuestra historia y tradición, para que nuestros hijos la continúen...

Jag Shameaj, -feliz fiesta-

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba