Menu

Amia, Beraja y fraudes. Siria era una desviación...

Amia, Beraja y fraudes. Siria era una desviación...

La voz judía-Argentina

 

Para desvincular a la mafia sirio/argentina cercana al gobierno menemista, se escribió un libreto acorde al final anunciado: había que involucrar a iraníes para desviar el eje de la investigación.

                                                    AMIA II-ENCUBRIMIENTO LOCAL
Como vengo apuntando desde hace bastante tiempo, el encubrimiento del ataque a la AMIA, comenzó mucho antes del 18J. Las 'mexicaneadas" entre la mafia narco/armas, el lavado de dinero espurio en cuentas bancarias de paraísos fiscales, el contrabando y la conexión con carteles colombianos explotaron en Pasteur 633. Un gobierno corrupto, socio de mafiosos internacionales que se instalaron en nuestro país a comienzo de los 90*, mas el acompañamiento de financistas inescrupulosos, no podía culminar de otra manera. PLOMO, MUERTE. "La pista siria es mentira" , dijo Beraja ( argentino de origen sirio alepino), pero involucró en el atentado a Monsser Al Kassar (traficante de drogas/armas de origen sirio) hoy cumpliendo condena en EE.UU y a Alberto Kanoore Edul, ciudadano ya fallecido, también con origen sirio/ libanés.
ANTE EL TRIBUNAL HABLO "REPRESENTANDO" A LA DIRIGENCIA POLÍTICA JUDEO ARGENTINA (DAIA)
 D.S
 -----------------------------------------------------

Beraja admitió que supo de contactos entre una camarista y Telleldín, previo al pago ilegal

El ex presidente de la DAIA Rubén declaró en los tribunales de Comodoro Py que la fallecida camarista federal Luisa Riva Aramayo le contó sobre sus conversaciones con el acusado del atentado a la AMIA, antes del pago de u400.000 dólares para involucrar a policías bonaerenses en el ataque terrorista del 18 de julio de 1994.

 Beraja se refirió a un encuentro de la camarista con dirigentes comunitarios a principios de 1996 en el que ella les dijo, "con cierto secretismo", que estaba "trabajando en lo que no había logrado (el juez natural de la causa, Juan José) Galeano", es decir en crear "un vínculo de confianza" con quien aparecía como entregador de la camioneta Trafic que según la justicia fue usada como cochebomba en Pasteur 633. "Nos informó su relación con Telleldín y dijo que el propio Telleldín había pedido contactarse directo con la Cámara", agregó Beraja sobre esos encuentros mantenidos a principios de 1996, al hacer uso de la palabra en el segundo día de su declaración indagatoria ante el Tribunal Oral Federal 2 que lo juzga como partícipe secundario del delito de peculado, en el marco de la causa en la que se investiga el encubrimiento del atentado contra la sede de la AMIA. Beraja recordó incluso que la magistrada les habló de un plano "a mano alzada" hecho supuestamente por Telleldín para gratificarle a ella los pasos que dio la camioneta Trafic que estuvo en su poder y luego explotó en AMIA. A mediados de 1996 el reducidor de autos cobró 400.000 dólares de la SIDE a cambio de involucrar a un grupo de policías bonaerenses en el entramado del atentado. Ese hecho fue revelado luego y dio origen a la causa por el desvío de la investigación del atentado. Entre la primera jornada de su declaración -el jueves pasado- y la de hoy, Beraja expuso por casi 10 horas ante los jueces Jorge Gorini, Karina Perilli y Néstor Costabel e intentó adelantarse a todas las preguntas que podrían hacerle los representantes de la fiscalía y las querellas y que no aceptó responder en esta instancia del proceso oral. Tras intentar desvincularse de las negociaciones ilegales que derivaron en el pago a Telledín, el ex titular de la DAIA se aprestó a explicar cómo fue que ya en el acto del primer aniversario por el atentado a la AMIA, en 1995, se refirió a la posible vinculación de la policía bonaerense con el atentado; aún cuando faltaba un año para que el tema llegara a la justicia. Beraja dijo que la institución que él encabezaba decidió agregar un párrafo al discurso oficial de aquel acto porque ya circulaba la versión de que Telledín publicaría un libro "que echaría sombras sobre la policía bonaerense". En referencia a ese mismo libro, Beraja, quien mantuvo dos encuentros con el ex abogado de Telledín, el también procesado Victor Stinfale, en el que el letrado le sugirió que necesitaban unos 150.000 dólares para terminar la publicación. A pesar de que por esos días Beraja iba siempre acompañado a las reuniones, dijo que fue solo a los encuentros con Stinfale y que en el segundo le dejó en claro que la institución a la que representaba había decidido no involucrarse con ese tema.
En otro tramo de su exposición, Beraja aludió además a encuentros con un funcionario de la secretaría de Estado de los Estados Unidos donde le habrían referido que tenían pistas sobre los autores del ataque, pero que no podían divulgarse por estar vinculadas a organismos de inteligencia. Tal como había hecho en la primera parte de su declaración, Beraja sostuvo que la información que él había recibido por parte del titular de la Secretaría de Inteligencia, Hugo Anzorreguy, no se condecía con el accionar de la Corte Suprema de Justicia que estaba encargada de la investigación de la voladura de la embajada de Israel. Beraja sostuvo que el ex "señor 5" le informó que seguía a ciudadanos iraníes desde un año antes del atentado pero que la Corte Suprema no les impidió la salida del país. En su extenso monólogo, el ex dirigente comunitario evaluó las pistas que se investigaron por el ataque que causó 85 muertos y reiteró no haber sido parte de ningún "plan criminal" para desviar la pesquisa además de aludir a "acusaciones inverosímiles e ilógicas". El ex dirigente comunitario negó haber conocido el pago a Telleldín antes de lo revelado durante el juicio oral ante el Tribunal Oral Federal 3 o haber tenido participación en la negociación de su recompensa, entre otros cargos que se le imputan. Antes de comenzar con el segundo día de su indagatoria, Beraja había anticipado que solo respondería preguntas del Tribunal o de su abogada defensora, Valeria Corbacho, quienes no hicieron uso de esa posibilidad cuando el también ex directivo del Banco Mayo finalizó su exposición. El ex titular de la DAIA es juzgado junto a Galeano, Anzorreguy, Telledín, la ex pareja de éste, Ana Boragni, los ex fiscales del caso Eamon Mullen y José Barbaccia -entre otros- por "peculado" a raíz del pago ilegal que llevó la causa hacia la pista fallida de la policía bonaerense. En este mismo juicio está siendo juzgado el ex presidente de la Nación Carlos Menem por "encubrimiento" a raíz del desvío de la llamada "pista siria" que guiaba la causa hacia la familia Kanoore Edul.
 ------------------------------
Beraja afirmó que la llamada "pista siria" fue un invento de Stiuso

El expresidente de la DAIA Rubén Beraja afirmó hoy que la llamada "pista siria" en la causa por el atentado a la AMIA fue un "invento" de Antonio "Jaime" Stiuso, el exjefe de operaciones de la exSIDE. Al ampliar su declaración indagatoria ante el Tribunal Oral Federal Número 2, que los juzga por presunto encubrimiento, el exdirigente comunitario fundó su acusación al sostener que Stiuso intentó encubrir de ese modo la pista iraní, ya que la pista siria "no existe". "No podemos convertir a un sospechoso en la única cabeza de una pista alternativa", enfatizó Beraja, quien en ese sentido estimó que "la pista siria es un invento de Stiuso". Recordó que el exjefe de los espías locales reforzó esta idea al separar las dos líneas investigativas cuando declaró como testigo en 2004, en el primero de los juicios por la AMIA ante el Tribunal Oral Federal 3 (TOF3). Al respecto, advirtió que, "sin defender" a quien fuera el único sospechoso su presunta vinculación con organizaciones terroristas que operaban en Siria, el fallecido empresario Alberto Kanoore Edul, "el Estado no investigó" en profundidad. En ese orden de ideas, señaló que se instaló una pista siria "para aplacar la pista iraní" y que esa presunta operación "se hizo antes que se intentara un acuerdo con Irán" por parte del actual Gobierno. Se preguntó entonces cómo "si desde 2004 había una pista siria, el Estado no hizo nada para investigarla" y ahora se lo juzga a él por presunto encubrimiento en el pago de 400 mil dólares al reducidor de autos Carlos Telleldín "en una maniobra para desviar la investigación". También se preguntó elípticamente si la pista iraní va de Buenos Aires a Teherán, "¿La pista siria va de Buenos Aires a Damasco o de Constitución a la AMIA?", al hacer referencia al barrio porteño donde vivía la familia Kanoore Edul. Recordó que las organizaciones de la comunidad judía habían encontrado una conexión entre Kanoore Edul y el traficantes de armas de origen sirio Monzer Al Kassar, a quien consideró "un doble agente de la inteligencia británica y de las organizaciones terroristas". En ese sentido, dijo que Kanoore Edul tuvo "algún vínculo" con Al Kassar, quien "era quien administraba los fondos de las organizaciones terroristas" que actuaban en Medio Oriente. En otro tramo de su extenso alegato, Beraja recordó los intentos personales y de la dirigencia comunitaria que, a mediados de los años 90, habían realizado en la llamada Triple Frontera (Brasil, Paraguay y Argentina) para localizar células terroristas que pudieran haber estado relacionadas con el atentado en el que murieron 85 personas. En ese sentido, recordó que durante una entrevista con el expresidente Carlos Menem, otro de los acusados en el juicio, le comentaron que tenían pensado viajar a Ciudad del Este, en Paraguay, pero que el exmandatario se opuso categóricamente al advertirles: "-No les puedo asegurar que salgan con vida". . El rechazo de la acusación .
 Las afirmaciones de Beraja fueron calificadas de "inconsistentes y con faltas de coherencia" por el cooordinador del Programa Verdad y Justicia del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Luciano Hazán. Hazan advirtió que no se trataba de "una cuestión semántica" sino de pistas concretas que apuntaban a "funcionarios del entorno de Carlos Menem", por los cuales se habría desviado la investigación hacia miembros de la Policía Bonaerense. El funcionario lamentó que Beraja no haya aceptado responder preguntas de parte de las querellas, ya que -según señaló- existieron graves contradicciones en sus dichos

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba