Menu

Escándalo: la Unesco negó conexión entre el judaísmo y la Explanada de las Mezquitas

Escándalo: la Unesco negó conexión entre el judaísmo y la Explanada de las Mezquitas

Clarín

 




Una resolución del organismo de la ONU se limita a considerarlo centro de culto del islam y desaprueba de forma tajante la actitud de Israel con respecto al acceso al lugar. El gobierno israelí anunció que suspende su colaboración con la entidad.

Israel anunció hoy la suspensión de toda la colaboración con la Unesco en represalia por la decisión del organismo de la ONU de aprobar una resolución en la que niega la conexión entre el judaísmo y la Explanada de las Mezquitas, el lugar más sagrado de Jerusalén, y lo considera un lugar de culto exclusivo del islam.

La resolución fue adoptada ayer por el Consejo Ejecutivo de la Unesco, compuesto por 58 países, y niega los vínculos del lugar -Explanada de las Mezquitas o Noble Santuario para los musulmanes y Monte del Templo por los israelíes- con el judaísmo y se limita a considerarlo centro de culto del islam.

El texto -propuesto por Palestina y apoyada por Egipto, Argelia, Marruecos, el Líbano, Omán, Qatar y Sudán- tuvo seis votos en contra, 26 abstenciones y dos ausencias, frente a 24 a favor, e incluía una enérgica condena a Israel por la gestión de los lugares sagrados de Jerusalén, incluyendo la mezquita del Al Aqsa. En contra de la resolución votaron Estados Unidos, el Reino Unido, Alemania, Holanda, Lituania y Estonia, mientras que Francia se abstuvo.

"Tras la vergonzosa decisión de los miembros de la Unesco de negar la historia e ignorar miles de años de lazos judíos con Jerusalén y el Monte del Templo he notificado a la Comisión Nacional de Israel para la Unesco que suspenda todas las actividades profesionales en la organización internacional", señaló el ministro de Cultura, Naftali Bennet, en un comunicado.

Considerado el tercer sitio más sagrado del islam, la mezquita Al Aqsa fue erigida en el lugar en el que la tradición judía ubica los dos templos bíblicos, el de Salomón y el de Herodes. Para los musulmanes, es el lugar desde el cual su profeta Mahoma subió al cielo.

La resolución desaprueba de forma tajante la actitud de Israel con respecto al acceso al lugar y se refiere a él únicamente como la mezquita de Al Aqsa, calificándolo de lugar único del islam. Israel, que controla la zona desde que en la Guerra de los Seis Días de 1967 ocupó la parte este de Jerusalén, permite el acceso de los musulmanes a las mezquitas para que puedan orar, si bien en ocasiones se producen restricciones que determinan las autoridades israelíes.

El ministro Bennet, consideró que la resolución "supone un apoyo inmediato al terror islamista" y advierte que "los que recompensan a los que apoyan la yihad (guerra santa musulmana) en Jerusalén, la misma semana en que dos israelíes fueron asesinados, pueden ser la próxima víctima" Benet cree que "los terroristas de mañana pueden recibir inspiración y legitimación en el acto deplorable de la Unesco" y pide al mundo que se oponga "abiertamente y en voz alta" a la resolución aprobada por la agencia de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura a propuesta de Palestina.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, también tuvo ayer palabras muy duras para la decisión de la Unesco que calificó de "teatro del absurdo", mientras que los palestinos la celebraron. "La organización ha adoptado su decisión más extravagante al declarar que el pueblo de Israel no tiene conexión con el Monte del Templo y el Muro de los Lamentos", manifestó Netanyahu, que remarcó que "obviamente ninguno de ellos ha leído la Biblia".

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba