Menu

Editorial del Forwards desde N. York; IRÁN

Editorial del Forwards desde N. York; IRÁN

Editorial del Forwards desde N. York; IRÁN

 

DESDE N. Jersey Julio Biler

Que pasara al dia siguiente?

La votación que tendra lugar dentro de un meses, en el Congreso Americano acerca del acuerdo nuclear con Iran, ha concitado la participación de los lobbys judios, activistas politicos, lideres de federaciones, escritores , etc.

La pregunta es si el Presidente Obama  tendrá suficientes  votos para respaldar su logro en material de política exterior, con Irán?

 Para entonces, se habran gastado millones de dólares para persuadir a los pocos indecisos en el Senado y a la opinión pública que podría incidir sobre aquellos que formulan.

Dada la pasión con la que se estan cocinando estos temas geopoliticos, puede haber una semejanza con las Elecciones Nacionales, donde las encuestas tendránsu influencia.

Que le sucedera a la Comunidad Judía y a las relaciones Americano-Israelíes al día siguiente?.

Eso es lo que nos preocupa.

Hace décadas que un Presidente y el Primer Ministro de Israel no estaban en disputa  pública; menos que los líderes de la comunidad Judía decidieran enfentar a la Casa Blanca. Hay ansiedad y un descorazonamiento en los judíos Americanos.

La distinguida historiadora  Deborah Lipstadt manifesto:”Ninguna de las partes esta dándole un servicio a la realidad” y:”Estoy muy preocupada por el acuerdo, pero tambien por las implicancias que a largo plazo tendra en las relaciones entre Americanos e Israelies.”

Daniel C.Kurtzer, embajador previo de los EE.UU tanto en Egipto como Israel, fue más categórico: Todo esto se traduce en una situación de fracaso para las relaciones Americano-Isrelíes.

Nadie que se preocupa por el día después, no se debate en profundidad el acuerdo con Iran.

 

Algunos de los mas entusiastas promotores del acuerdo, parecen minimizar  las preocupaciones de los Israelíes, de como Irán ejercerá sus musculos militares y económicos, una vez sean levantadas las sanciones. Pero saben que dicho acuerdo evita una confrontación segura.

En el lado opuesto, estan aquellos que por medio de una campaña muy bien orquestada rechazan el acuerdo, pintandolo de colores apocalipticos, dibujando comparaciones historicas para fomentar el temor y muy a menudo, desmereciendo la identidad judía de los otros.

Y que pasará el dia después si Obama termina triunfando en el Congreso-

 Entonces el AIPAC(Comite de Asuntos Publilcos Americano-Israeli),y sus aliados habran gastado 20 millones de dólares  en vano y van a resultar más debilitados y alineados con la oposición politica  del presidente que habra mostrado éxito, con una actitud tolerante y no violenta.

Pero que sucede si Israel y sus Aliados Americanos consiguen acumular votos para superar el veto presidencial?

 El presidente resultara dañado y los EE.UU , aislados del panorama mundial. Es improbable que Irán en ese contexto vuelva a la mesa de negociaciones, siendo probable que Rusia y China comenzaran a negociar con Teheran.

Y si la opcion militar, es la unica salida para detener a un Irán sin regulaciones, pueden Uds. tener la seguridad que tanto Israel, y por extencion ,los judíos Americanos, serán designados como responsables de encender la Guerra en el MedioOriente. Recordemos que Israel , es la única nacion en oponerse al acuerdo en forma tan agresiva y publica.

Puede que Netanyahu hayan imaginado un escenario para evitar esa pesadilla? Lo dudo

 

Hubo por lo menos otras tres oportunidades en los pasados 40 años en que las relaciones diplomaticas entre EE.UU e Israel se hicieran publicamenete hostiles:

En 1975,cuando el Presidente Ford se quejó de la intransigencia Israelí y revaluo las relaciones bilaterales.

En 1980,cuando el Presidente Reagan desafió a Israel y le vendio a Arabia Saudita aviones de combate.

En 1991, cuando el Presidente George W.Bush congelo un prestamo y garantia por 10 billones de dolares, por una disputa sobre los asentamientos.

En cada caso, el Presidente de EE.UU, triunfó.

La situacion hoy lleva a ser más complicada: Ford,Reagan y Bush eran todos Republicanos, de manera que los votantes judíos podian respaldar a  Israel y mantenerse en su hogar político natural, el Partido Democrata.

Hoy,el extremo bipartidismo del debate de  Irán, esta forzando a tener que elegir entre un presidente, a quien han apoyado mayoritariamente  y un Israel, a quien quieren defender.

Manejar esa tensión sera fundamental para el día despues manifesto Tamara Coffman Wittes,directora  del Centro para la política del Medio-Este en la Institucion Brookings.

Comportemosmos de tal manera, que puedamos convivir después.

 

N.Jersey

Julio Biler

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba