Menu

Diferencias entre los judíos americanos y los judíos israelíes

Diferencias entre los judíos americanos y los judíos israelíes

 ________________________________

 

 

Mi Enfoque #595,  por David Mandel

 

Las dos principales comunidades judías en el mundo son hoy Israel, con algo más de seis millones, y los Estados Unidos, con algo menos de seis millones. A pesar de que muchos judíos residentes en uno de los dos países tienen parientes en el otro país, es innegable que las dos comunidades se están diferenciando y distanciando gradualmente una de la otra.

 

Hay diferencias superficiales como por ejemplo el comportamiento. Corriendo el riesgo de generalizar y reconociendo que hay numerosas excepciones en ambas comunidades, se puede decir que los judíos israelíes son más agresivos, menos corteses y más gritones.

 

Hay diferencias étnicas. Aparte de una comunidad de judíos persas, especialmente en Los Ángeles, y de judíos sirios en Nueva York, la gran mayoría de los judíos americanos descienden de inmigrantes provenientes de Europa Central y Rusia. En Israel la gente provienen de más de cien países distintos, incluyendo un gran porcentaje cuyos padres llegaron de Marruecos, Túnez, Yemen, Irak, Etiopia, la India, Persia, Irak y otros países.

 

Hay diferencias religiosas. La mayoría de los judíos americanos pertenecen a las ramas conservadora y reformista, cuya presencia en Israel es mínima. En Israel aún los judíos que no pisan una sinagoga consideran que sólo la rama ortodoxa es válida en el judaísmo.

 

Dos terceras partes de los judíos israelíes mantienen kosher en sus hogares, mientras que eso sucede con sólo el 25% de los judíos americanos.

 

El 27% de los judíos israelíes van a la sinagoga por lo menos una vez a la semana, comparado con el 11% de judíos americanos. En 56% de los hogares israelíes se prende velas del Sabbath comparado con 23% de los judíos americanos.

 

93% de los judíos israelíes toman parte en el Seder de Pesaj comparado con 70% de los judíos americanos.

 

En Israel el judaísmo es parte de la vida cotidiana. Los negocios cierran temprano los viernes antes de que comience el Sabbath. Comida kosher se consigue en todos los súper mercados. Las fiestas religiosas judías son feriados nacionales.

 

Hay diferencias de ideología política. La gran mayoría de los judíos americanos apoya al Partido Demócrata, que está a la izquierda del Partido Republicano. La gran mayoría de los judíos israelíes pertenecen a la derecha.

 

Hay diferencias sociales. Hoy el 50% de los matrimonios de judíos en los Estados Unidos es con personas de otras religiones. Esto es prácticamente inexistente en Israel. 98% de los judíos israelíes sólo tienen amigos judíos comparado al 32% de los judíos americanos.

 

Hay diferencias demográficas. La edad media de los judíos americanos adultos es 50 años mientras que en Israel es 43 años.

 

Los israelíes viven bajo una amenaza constante de terror, guerra y aniquilación, lo cual los hace escépticos respecto a las posibilidades de llegar a un acuerdo de paz. Los americanos viven una vida tranquila y segura, y, en parte debido a su ignorancia de la realidad actual y de la historia, creen que bastaría un poco de buena voluntad, especialmente en el lado de Israel, para lograr la paz.

 

El 39% de los israelíes creen que el mayor problema que Israel afronta es económico, opinión respecto a Israel compartida por sólo un 1% de los judíos americanos.

 

El 66% de los judíos americanos cree que el mayor problema de Israel es su seguridad, opinión compartida por solo un 38% de judíos israelíes.

 

Los jóvenes israelíes dan tres años de sus vidas para defender con sus vidas a su país. Sus contemporáneos judíos americanos pasan esos mismos años en universidades donde, cada vez más, demuestran indiferencia, y hasta hostilidad hacia el Estado Judío.

 

La gran mayoría de los israelíes consideran que los asentamientos son una contribución esencial a la seguridad y supervivencia del Estado. Muchos de los judíos americanos consideran que los asentamientos constituyen el obstáculo más grande para lograr la paz.

 

Una encuesta realizada hace un mes por el Centro Pew de Investigación encontró que prácticamente todos los judíos israelíes, aún los que dicen no creer en Dios, consideran que su religión es el judaísmo. En contraste el 22% de todos los judíos americanos (y mas del 33% de los nacidos en 1981 o después) dicen no tener religión, y se consideran judíos por su ancestro, cultura, preferencias culinarias, o por los valores universales que, según ellos, son valores judíos.

 

El 93% de los judíos israelíes consideran que su conexión con la historia judía, la cultura y la comunidad judía son de importancia esencial para su identidad judía. Relativamente pocos judíos americanos comparten esa convicción.

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba