Menu

Valenti: “Hoy la izquierda habla más de candidaturas porque cada vez tiene menos ideas”

Valenti: “Hoy la izquierda habla más de candidaturas porque cada vez tiene menos ideas”

REPORTAJE

IMPERDIBLE

Valenti: “Hoy la izquierda habla más de candidaturas porque cada vez tiene menos ideas”

29.04.2016

MONTEVIDEO (Uypress) - Este viernes el periodista Ricardo Portela publicó para La República un reportaje a Esteban Valenti, director de Uypress, y según sus propias palabras “frenteamplista y excomunista”.

Valenti: "No he hablado con Astori porque hay cosas muy dolorosas"

En relación al Uruguay, arriesgó que "la gente no está comprometida con los cambios" y que tampoco "hay una batalla de la izquierda por la cultura del trabajo".

Lo que sigue es el resumen de más de dos horas de reportaje con LA REPÚBLICA en el local de Uy press, la agencia de noticias que él dirige.

Ayúdenos y defínase, porque se lo conoce como un operador político, publicista, empresario, periodista, el hombre cuya oscura mano mece la cuna...

Eso es cierto porque he mecido más cuna que la mayoría de los uruguayos porque tengo 14 nietos. Pero soy excomunista. Algunos lo dicen para agredirme pero eso es lo que soy: un excomunista y frenteamplista.

¿Es nostálgico?

El uruguayo que diga que no es nostálgico omite su otra mitad porque la nostalgia en los uruguayos tiene una base material sólida porque en Uruguay, en todas sus áreas, tuvo una dimensión extraordinaria; en la política, en la arquitectura, en la calidad de vida, en la educación, en la cultura. En esas cosas sí soy nostálgico.

Yo me refería a la nostalgia en cuanto al comunismo

Es impensable eso. Yo no reniego de mi pasado porque hice autocrítica. Pero no, no soy un comunista nostálgico. Hoy hay otros tiempos y ese es el desafío de la izquierda que debe replantearse muchas cosas incluyendo la caída del socialismo real. Hoy hay una nueva caída y es la de la izquierda en América Latina luego de haber vivido una explosión maravillosa.

¿Llegará esa crisis a las costas uruguayas?

¡Ya está acá! y quien no lo quiera ver vive en otro planeta.

Acá tenemos una crisis porque no hemos logrado avanzar en nuestras propuestas innovadoras al tiempo que cambiamos la sociedad uruguaya. Estamos en una etapa en la que nos pasamos explicando las dificultades y eso es peligroso. Tenemos una crisis de elaboración que se manifiesta en el divorcio entre la izquierda y la academia. Yo no digo de mezclar la academia y la política pero tampoco se pueden disociar.

Es raro eso porque siempre se dijo que la izquierda monopolizó la academia.

En un momento hubo un click, sin dudas, y la responsabilidad es compartida entre la izquierda y la academia pero quien dio el primer paso en esa disociación fue la política.

La izquierda está en el poder desde hace un cuarto de siglo en Montevideo donde habita la mitad del país y 10 años en lo nacional. ¿Es hora de cambios?

Llegamos al poder, lo que significa la cumbre de toda acción política, pero no estábamos preparados para afrontar todo lo que ello implicó y eso se nota ahora en cosas concretas. La relación entre Estado, gobierno, partido, sociedad civil no tiene un soporte teórico serio ni sensibilidades fáciles. Es fácil hablar de pueblo pero el problema es cuando eso se transforma en seres humanos concretos. Hay batallas en las que hemos sido derrotados.

Señáleme algunas de esas derrotas

La Educación, la lucha contra la burocracia, la falta de empoderamiento. La gente no está comprometida con los cambios, no hay tampoco una batalla de la izquierda por la cultura del trabajo. No hay nada de eso aunque se ha cambiado mucho. Por ejemplo, cambiamos el campo, la matriz energética, la legislación social pero no cambiamos la seguridad para nada. Esto tiene que ver con los temas más polémicos de la izquierda.

Una polémica que se parece más a una discusión bizantina

Es una cuestión de peso que pasa incluso por aquello de ver quién es más de centro o más radical en la izquierda. Si uno pregunta donde está el radicalismo en la izquierda, la respuesta será en ese grupo que dieron en llamar "G-8" y que tuvo mucho poder, como ninguno, y que fue encabezado por José Mujica.

Ellos tuvieron la intendencia de Montevideo durante 5 años, una parte importante en el período de Ana Olivera, el gobierno nacional, las empresas del Estado y el parlamento. ¿Dónde están las cosas radicales que se hicieron en esos años?. No lo fueron en casi ningún tema salvo en dos leyes laborales y lo de la marihuana.

También se logró unificar la patente de rodados

Eso no fue radical. Fue un éxito administrativo.

Quizá fue porque esos grupos nunca tuvieron la llave de la bóveda que hace mover a todo el sistema.

Es cierto, pero el aspecto económico ha sido para la izquierda uruguaya -hasta ahora- la palanca diferencial con todos los sistemas de alrededores cuando la economía siempre fue nuestro punto débil. Radical fue la reforma fiscal o cuando se pudo resolver la brecha digital de un solo golpe.

¿Cómo se siente la intemperie?

Se siente mal aunque yo ya estoy acostumbrado a las dos cosas: a estar cobijado como nadie porque en el partido Comunista uno estaba cobijado de la mejor manera porque éramos una familia. Ahí si te pegaban una trompada, nadie se quedaba en el molde.

Cuando me fui del partido estuve en la peor de las intemperies con el aporte malicioso de alguna gente con la que compartiste mucho tiempo. La historia de los diamantes de Angola es uno de esos aportes que la vida se encargó de demostrar la mentira.

¿Por qué Astori dijo que usted ya no era su vocero?

Pregúntele a Astori.

Usted tiene que saber

Desde que lo dijo ante una asamblea sectorial y alguien lo grabó y se lo dio a Búsqueda, no he hablado más con Astori y no tengo previsto hablar porque hay cosas muy dolorosas. En los últimos 6 años, y no como operador sino como militante, nunca dije que era vocero del FLS porque no tiene línea alguna. El FLS es una marca y tiene el problema de cualquier marca: si no tiene contenido, se muere.

Como algunos eslóganes de campaña electoral.

El de "cambiemos" de la campaña del 2004 fue después el lema de los 5 años de Tabaré Vázquez donde hubo cambios fundamentales.

"El país de Primera" que fue la consigna del 2010, no se hizo para nada un país de primera. No fue de primera el puerto de aguas profundas, ni la regasificadora, ni la minería ni el de la infraestructura. Tampoco es de primera la feudalización de las empresas públicas que hubo en el período pasado donde los presidentes y los directores de entes hacían lo que querían buscando ser rey con lo que pagábamos todos.

¿Eso no es corrupción?

Lo resolverá la Justicia. Yo digo que en Ancap hubo actos inmorales, no ilegales. Una fiesta que costó casi un millón de dólares es una inmoralidad, cosa que el FA ha ignorado en sus análisis. Yo no necesito que la Justicia laude estos temas en base al Tocaf. Lo puede hacer en base al Corán o al Talmud. Lo que más me molesta es que muchos senadores que piensan lo mismo que yo, se callan y votan a favor en un Plenario. Eso me patea el hígado.

¿Qué pasa hoy en la región con la izquierda?

A la izquierda se la comió la corrupción. La tragedia más grande es eso y basta mirar el deterioro venezolano. En Brasil te da vergüenza ajena.

Yo puedo discutir sobre Cuba de muchas cosas pero no acepto que digan que allí hay corrupción y si la hubo la castigaron duramente. Es un tema más serio y grave lo que pasa allí pero arriba no ves corrupción aunque no hay libertades.

¿En Cuba no hay libertades?

No, no hay. No hay libertad de prensa tampoco ni libertad de asociación política pero es un país serio que tuvo un proyecto y cuya gran parte de la sociedad estuvo comprometido con ese proyecto, sino se hubiera caído. Diferente es Venezuela o Brasil o Argentina en donde hay 28% de pobres después de 10 años de crecimiento y prosperidad.

O en Brasil donde hemos visto un triste carnaval de legisladores con los que el PT gobernó muchos años. En Venezuela lo mismo donde Chávez rompió con un sistema trágico petrolero pero cuando asumió hizo lo mismo. Te digo algo: en Panamá está lleno de venezolanos que son "chavistas" o "maduristas" comprando todo e invirtiendo sus capitales.

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba