Menu

Semana negra para la " Luz entre las naciones."

Semana negra para la " Luz entre las naciones."

En su columna “ Israel, varios estados Judíos”, Carlo Stenger alertaba respecto a que no es cierto que los problemas del moderno estado judío se  limiten a la solución del problema palestino. Para este, la convivencia entre judíos seculares y religiosos supondría en corto tiempo, una situación mucho más explosiva. Dos sucesos de esta semana le la  razón.

El primero se trató de la agresión física entre judíos. Seis ciudadanos israelíes fueron heridos por un agresor ultraortodoxo en el marco de la marcha por el orgullo gay.

En un balance anterior, habían informado de cuatro heridos. El Magen David Adom, equivalente israelí de la Cruz Roja, precisó que dos de los heridos se encontraban en grave estado.

La Policía indicó que el agresor había sido detenido antes de que pudiera atacar a otros participantes del desfile, celebrado en el centro de Jerusalén.

El agresor, Yishai Shlissel, había cometido una agresión similar y en las mismas circunstancias en 2005, cuando hirió a tres personas, indicó la Policía. Fue liberado hace tres semanas tras haber cumplido una pena de diez años por un ataque que cometió en el Orgullo Gay de 2005.

En los últimos años, manifestantes ultraortodoxos se han reunido para denunciar la "abominación" de la homosexualidad. Pese a la abierta hostilidad de los ultraortodoxos hacia los homosexuales, Israel es considerado un país tolerante a nivel social y político con la comunidad gay.

El primer ministro Benjamín Netanyahu condenó el ataque. "Es un caso muy grave y llevaremos ante la Justicia a los responsables de este acto. En el Estado de Israel, la libertad de elección del individuo es uno de los valores básicos. Debemos garantizar que en Israel todo hombre y toda mujer vivan con seguridad cualesquiera que sean sus elecciones", señaló en un comunicado.

El segundo es también catastrófico. Un bebé de  18 meses, murió abrasado por llamas en un ataque incendiario perpetrado supuestamente por colonos judíos en Cisjordania, según la policía israelí. Otras tres personas resultaron heridas.

Los padres y el hermano mayor del menor resultaron gravemente heridos.

El suceso tuvo lugar en la aldea de Kfar Douma, cerca de la ciudad cisjordana de Nablus.

La casa donde dormían el bebé, de 18 meses, y su familia ardió cuando presuntamente colonos judíos lanzaron una bomba incendiaria, informaron las autoridades.

Los atacantes dejaron pintadas en hebreo cerca de la casa con la palabra "venganza".

No se aclara en las informaciones si el ataque tiene relación con la orden del  Tribunal Supremo de Israel,  de demoler  dos edificios de viviendas construidos de forma ilegal por los colonos de Bet EI.  La decisión fue tomada por los jueces en respuesta a un recurso presentado por los colonos para obtener los permisos de construcción requeridos por el Gobierno.   Ante la acción de Netanyahu, el miembro del comité antiasentamientos de Palestina, Walid Asef, ha explicado que Bet El es una región expropiada administrativamente por razones de seguridad.  Como respuesta,  Colonos israelíes chocaron  con las fuerzas de seguridad.

 

 

 

 

 

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba