Menu

ROMPIMOS EL SILENCIO, REFLEXIONAMOS CON CONCEPTOS MUY CONSERVADORES. LEER IMPRESCINDIBLE

ROMPIMOS EL SILENCIO, REFLEXIONAMOS  CON CONCEPTOS MUY CONSERVADORES. LEER IMPRESCINDIBLE


Carta de Mauricio Zieleniec  DIr. DE identidad a David Mandel) con respuesta.

 

Estimado David Mandel, leí atentamente tu artículo (Más vale tarde que nunca), donde comprendo tu correcto enfoque formal, de sucesos, pero, sin embargo, queda lo fundamental como interrogante.

 

No voy a decir de las promesas de los británicos, que también hicieron a los árabes, puesto no me importan sus promesas, ya que ellos tienen la política de “dividir para reinar” como Maquiavelo lo define en filosofía política.

A la vez naturalmente aunque el propio M. Buber se preguntó a principios del siglo pasado, como formaremos un estado judío, frente a los árabes que viven en esta geografía; no me importa, aunque la respuesta no la supo ni Buber.

Sin embargo soy obstinado a pesar de ser pacifista y humanista; teníamos que forjar un estado judío como Israel. (Jai)

En el concierto de las naciones, con el surgimiento de estado-nación, las identidades tomaron  nueva forma y el sionismo no fue otra cosa que adaptar a nuestro pueblo judío al entorno de los cambios.

Se  secularizó el mundo, la ciudad-estado, pasó al poder secular, y el papado perdió poder terrenal, formando las nacionalidades y naciones. Llamémosle al sionismo movimiento de liberación nacional o como quiéranos.

Recordemos que en todo el planeta no había lugar para establecer un estado como Israel. Nuestras aliót del siglo pasado y en especial la de los años 20, que no fueron para nada aceptadas por los religiosos y por los socialistas (algunos) pero fueron indispensables. Su realización pionera y los esfuerzos colectivos permitieron  los fines trazados por el sionismo. El antisemitismo, siempre estuvo presente, desde las otras religiones monoteístas hasta en el socialismo.

Israel sí pero no por derecho, no por legislación alguna, no por religiosidad, si por necesidad, por adaptación histórica, patriotismo identitario equilibrado, por nuestras tradiciones y cultura que llevan siglos  de continuidad; diría que no hay justicia en este mundo, solo espacios socio-culturales, mezclado con muchos otros aspectos. Justicia solo hay en el cielo, si  hay algo más... Teníamos que forjar el estado de Israel. Stop. Porque hay cosas que no hay que justificar, puesto era para vivir, eso es suficiente.

Pero ahora, por favor, no enceguezcamos a nuestros compatriotas, hay y viven más de 4.000.000 de árabes palestinos, son seres humanos vivientes. No hablo de los grupos extremos Yhadistas; hablo de habitantes de Cisjordania. ¿Qué hacemos con ellos? ¿Los tenemos en cuenta como parte de Israel? Entonces casi no seremos un estado judío? Jamás los mataríamos o expulsaríamos-supongo que Ud. lo comparte. Entonces, nuestra democracia israelí y el futuro nuestro como lo encaramos en esta realidad?

SILENCIO, SILENCIO Y SILENCIO, nadie habla de ello, solo nuestro chauvinismo exacerbado da riendas sueltas a nuestro deseo de dominar y extender nuestra geografía. Eso me recuerda cuando Spinoza en  el “Tratado político” dice: que los teólogos quisieron hacer un mundo humano no existente, puesto  el hombre es parte de la naturaleza y a la vez de la vida animal, de ahí arrastramos los seres humanos esa avidez que la cultura y la sociedad muchas veces nos limitan(Poder, espacio, dominar, instintos, etc.)  Como Freud lo señala en “El malestar de la cultura”.

 

Me alejo de la violencia terrorista palestina en israel, no sin antes condenarla; pero no quiero generar situaciones indefendibles en otros planos, como el político, el social, el cultural, humano y otros.

Algunos filósofos de la antigua Grecia comentaban que la virtud es el punto medio entre los excesos o apatía (Aristóteles). Y ese punto medio sería la felicidad, el entendimiento…la paz

Estimado David Mandel me gustaría saber, como hombre valiente que es Ud., aunque con pensamientos (en parte) distintos a los mío, preguntarle nuevamente ¿Qué hacemos con los palestinos, que a partir del 67, tomaron una identidad propia muy marcada? 

¿Qué hacemos?

 

Agradezco su respuesta y permítame darla  públicamente, en caso de responderme.

 

Shabat Shalom

Mauricio Zieleniec

Director de Identidad e integrante de la Corriente Judía Humanista Secular

Montevideo

 

 

De: David Mandel 
Enviado el: sábado, 05 de diciembre de 2015 05:09 a.m.
Para: identi
Asunto: Re: Mauricio Zieleniec de Identidad

 

Estimado Mauricio

He leído tu artículo detenidamente, en realidad lo leí y lo volví a leer porque mencionas un tema clave de vital importancia expuesto en forma franca y clara.

No tengo respuesta para ti que te pudiese satisfacer, pues si la tuviera y fuera satisfactoria para ambos lados yo merecería el Premio Nobel a la Paz.

En Israel el 20% de la población es árabe, y básicamente vive en paz con la mayoría judía. La población de Gaza y de la Cisjordania ha recibido por décadas una indoctrinación de odio implacable e irrazonable a los judíos y a Israel que hace imposible la convivencia, si su mentalidad no cambia en forma drástica.

Israel está en la situación de un hombre montado sobre un tigre. Su situación es peligrosa e inestable, pero bajarse del tigre sería un peor peligro.

Hay alternativas que nadie las toma hoy en cuenta, como por ejemplo que la Cisjordania sea nuevamente anexada por Jordania, cuyos habitantes también sienten odio hacia Israel pero su gobierno no es irrazonable. Y que Egipto tome nuevamente el control de Gaza y que imponga allí el orden.

Otra posibilidad, si esto fuese fantasía, sería tener una varita mágica y hacer que toda la población árabe de la Cisjordania y de Gaza sea transportada a vastos territorios vacíos de los países árabes, que hoy demuestran sus sentimientos fraternales (tipo Caín hacia Abel) negándose a aceptar los refugiados sirios.

Como yo veo las cosas, no con pesimismo ni con optimismo sino con realismo, el status actual, que reconozco que está muy lejos de ser ideal, es preferible a que en este momento los palestinos establezcan en Cisjordania un Estado similar al que ya tienen de facto en Gaza.

Lo que me interesaría mucho, viendo que tú has analizado a fondo el tema, que eres humanista y que lo puedes ver de ambos lados, es escuchar tu opinión y lo que tu harías si fueses Primer Ministro de Israel responsable por la vida y seguridad de sus ciudadanos, tomando en cuenta la sabia frase "La Caridad empieza por casa".

Un cordial abrazo

David

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba