Menu

Lo que pasó en Munich puede pasar en Buenos Aires

Lo que pasó en Munich puede pasar en Buenos Aires

La política on line. com.

 

Los dos ataques perpetrados ayer en Alemania por refugiados sirios profundizaron la preocupación de la DAIA y otras entidades de la comunidad judía por el plan de Mauricio Macri y Susana Malcorra para traer al país a 3 mil refugiados de ese país, una idea a la que no se oponen pero para la cual le exigen al Gobierno extremar los controles.

 En dos episodios aparentemente aislados, dos jóvenes atacaron ayer en Reutlingen y Ansbach. En el primer caso, un solicitante de asilo de origen sirio mató con un machete a una mujer e hirió a otras dos personas. No hay indicios que sugieran un vínculo terrorista y, aunque se desconocen los motivos del ataque, se cree que podría ser un crimen pasional.

 En el segundo hecho, el atacante detonó un explosivo en un bar, tras fallar en su intento de ingresar a un festival de música, donde había unas 2.500 personas. El terrorista murió y al menos 12 personas resultaron heridas, tres de ellas de gravedad. Las autoridades alemanas dijeron que se trataba de un sirio de 27 años que ingresó a ese país en 2014, pero al que le negaron el asilo y estaba en proceso para ser deportado a Bulgaria.

Según el ministro de Interior del estado de Baviera, Joachim Herrmann, en el teléfono del atacante encontraron un video en el que “anuncia un atentado contra Alemania en nombre del Islam” y jura lealtad al líder del Estado Islámico (ISIS), Abu Bakr al-Baghdadi.

 

El lugar del atentado en Ansbach

Los dos ataques de ayer se suman al atentado del viernes pasado en Múnich, donde un joven de nacionalidad alemana e iraní mató a nueve personas en un centro comercial, y al del lunes pasado, donde un solicitante de asilo de origen afgano hirió a varios pasajeros de un tren en Wurzburgo. Este último ataque fue reivindicado por ISIS y el atacante se decía miembro del grupo, aunque no hay indicios claros de que actuara bajo sus órdenes. Según las autoridades, no hay conexión entre los cuatro hechos.

 

Preocupación local

 

Aunque todo indica que se trata de atacantes solitarios sin vinculación con ISIS u otros grupos terroristas y que no se trata de una metodología de estos grupos, los últimos episodios aumentaron la preocupación en Argentina en torno al plan del Gobierno para traer al país a 3 mil refugiados sirios, que Macri presentó en marzo junto a Obama y que fue parte de la campaña de Malcorra para la ONU.

 Fuentes de una entidad de la comunidad judía indicaron a este medio que ven con mucha preocupación el tema. “Es complicado y esperemos que esto se haga seriamente. Las intenciones pueden ser buenas, pero la realidad es más complicada”, indicaron. “Si no hacemos las cosas bien, puede haber complicaciones”, agregaron.

 Las preocupaciones por este tema ya habían surgido dentro del propio Gobierno cuando se hizo el anuncio, debido a que el país no contaba con la logística necesaria para llevar adelante el proceso de selección. Por eso se pidió ayuda a la Unión Europea y Estados Unidos. Uno de los problemas más serios son las identificaciones, ya que en la zona de conflicto abundan los pasaportes falsos. Incluso, en algunos países que aceptaron refugiados, luego las fuerzas de seguridad le perdieron el rastro, por lo que las fuentes consultadas dijeron que los controles estrictos deben continuar en el tiempo.

En diálogo con LPO, el titular de la DAIA, Ariel Cohen Sabban, explicó que el tema no se habló en la reunión que mantuvo ayer con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, pero sí lo habían hecho con anterioridad, cuando le expresaron al gobierno su inquietud y le pidieron que extremaran los controles.

Bullrich se reunió con el titular de la DAIA, Ariel Cohen Sabban

 “Le manifestamos que la posición de la comunidad es abierta (respecto a traer a refugiados), entendiendo que nuestros antepasados fueron inmigrantes y que este país les abrió los brazos.

Mi propio abuelo llegó de Siria, de Damasco, tengo un lazo personal en este tema. Está muy bien tener una política de sensibilidad humana”, afirmó Cohen Sabban.

 De todos modos, el presidente de la DAIA aclaró que cree que “hay que establecer un protocolo de seguridad previo que nos permita estar tranquilos”. “El Estado debe tener un sistema de cuidado y debería complementar varias etapas de seguridad antes de la llegada de los refugiados para que no haya riesgo alguno”, agregó el dirigente.

 Cohen Sabban señaló que las autoridades nacionales le indicaron que “están trabajando con diferentes países en este proceso” y que están en alerta ante los movimientos de los grupos terroristas internacionales. “Si el Estado otorga todas las garantías, los argentinos vamos a poder estar tranquilos”, completó.

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba