Menu

Perú, del pánico a la euforia

Perú, del pánico a la euforia

#ISPE

 

El hecho de que casi el 80% de los votantes eligiera candidatos derechistas o de centroderecha en la primera vuelta de las elecciones en Perú del 10 de abril, ha confirmado la bien ganada fama del país andino de ser un país conservador, una tendencia que se agudizó después de la debacle económica de los años ochenta, cuando el populismo económico del primer gobierno de Alan García (1985-90) llevó al país a una crisis similar a la que hoy vive Venezuela.

El 40% de los votos logrados por Keiko Fujimoripese a ser hija del único expresidente condenado por crímenes de lesa humanidad, es un reflejo de la perdurable gratitud que tiene un importante sector social a Alberto Fujimori por haber acabado en su mandato con el terrorismo de Sendero Luminoso y estabilizado la macroeconomía con un modelo de liberalización que se ha mantenido prácticamente intacto hasta hoy. En 1995 Fujimori fue reelegido en segunda vuelta con el 65% de los votos, una cifra nunca alcanzada hasta entonces y que difícilmente se volverá a repetir. Este año su hija aumentó sus votos en 16 puntos respecto a 2011.

Desde el llamado fujishock de 1990, el PIB peruano ha crecido un 277%, frente al 165% de media de los países desarrollados y el 155% de la media regional. El 21% logrado por Pedro Pablo Kuczynski, exministro de Economía de Alejandro Toledo (2001-06), le llevará a competir con Fujimori en la segunda vuelta del 5 de junio, recompensa también por la gestión de técnicos que, como él, mantuvieron los rasgos más

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba