Menu

Obama cara a cara con la prensa judía

Obama cara a cara con la prensa judía


JANE EISNER: Usted ha sido generoso en explicar el tratado con Irán, asi que quiero centrarme en dos temas.  Uno es el temor   legítimo de que Irán usará parte del dinero hasta ahora embargado en financiar terrorismo En su declaración de oposición al acuerdo el  Senador [Chuck] Schumer dijo que el acuerdo debería incluir la imposibilidad de que Irán echase mano a ese dinero. 

 

PRESIDENTE BARACK OBAMA: Bueno, en primer lugar, Jane, creo que es importante reconocer que la razón de que Irán llegó a la mesa de negociaciones fue a causa de las sanciones.   Y como consecuencia, la economía iraní está realmente en problemas.  Y, obviamente, eso se ha visto agravado por la severa caída en los precios del petróleo. Asi que era evidente que ellos nos iban a reclamar su dinero.  Ese fue un incentivo para comprometerse con la comunidad mundial en primer lugar. Se estima que recuperaran alrededor de $ 50 mil millones. Pero como hemos dicho en repetidas ocasiones, la mayor parte de esos dólares van a tener que usarse para apuntalar su economía. Ha habido protestas en el interior de Irán por que los profesores no están cobrando su sueldo, las pensiones no se están pagando. Hemos hecho un cuidadoso analisis y con  Jack Lew , hemos concluído que el dinero va a ir a parar a su economía.  Ahora bien, en cuanto se levanten las sanciones, lo que también va a pasar es que su economía comenzará a mejorar. Y por definición, ya que su economía va a  mejorar, van a tener más recursos, y algunos se van a emplear en mejorar su capacidad militar.

 

Pero como he señalado en varias ocasiones, el presupuesto anual de defensa de Irán es de aproximadamente $ 15 mil millones. Los Estados del Golfo, en conjunto, gastan alrededor de ocho veces esa cantidad.  La capacidad militar convencional de Israel supera con creces cualquier capacidad iraní, y no se puede comparar al Ejército de Estados Unidos con el de Irán. Así que el objetivo de este acuerdo es asegurarnos que no van a acceder a las armas nucleares.

 

Irán es una potencia regional que se ha movido bien en las agresiones no convencionales, pero muchos países del Golfo también le temen. Por ello hemos combinado la estrategia y la inteligencia con ellos, en materia incluso de envíos de armas, inteligencia, sistemas balísticos.  Y tan pronto como este debate haya  terminado, vamos  a  ser capaces de dinamizar lo que ha sido una conversación con los israelíes sobre cómo podemos hacer aún más para equiparlos y cooperar en inteligencia. Como podemos hacer que Hezbollah no refuerse su armamento misilístico.  Pero creo que el punto es que en Irán ha sido eficaz en sus actividades desestabilizadoras, sin usar una gran cantidad de dinero. Es porque han utilizado con eficacia a sus instructores militares;  porque han invertido en lugares como Líbano desde hace décadas y se arraigado allí. Y la razón por la que no hemos hecho un mejor trabajo para detenerlos  es porque no hemos trabajado coordinadamente en inteligencia.

 

 Q: ¿Y usted está diciendo que  el dinero congelado asciende a  $ 50 mil millones?  


EL PRESIDENTE: Este es dinero iraní que en la actualidad se ha congelado –


Q: ¿Pero usted ha utilizado la cifra de $ 150 mil millones en otro momento ?


EL PRESIDENTE: Bueno, no - las estimaciones iniciales oscilaron entre $ 100 mil millones a $ 150 mil millones, pero un análisis mas minucioso  habla de $ 56 mil millones. Así que es un número significativamente menor. Pero es su dinero y está congelado. Pero el punto es que las sanciones han sido tan eficaces que incluso con esos $ 56 mil millones su economía mejoraría muy lentamente. Se estima que hasta 2022 su economía no va a volver a donde estaba.  La razón por la toco este punto es, es que su economía seguirá en problemas. Y por ello creo que  si trabajamos de manera efectiva con Israel y con otros aliados en la región, podamos contrarrestar cualquier recurso adicional que pueden obtener militarmente.

 

Q: Pero dentro de  10 o 15 años, no sabremos qué tipo de liderazgo estará en Irán, y  parafraseando a un lector , Sam Kermanian, un líder judío persa en LA -  Irán va a ganar legitimidad internacional, va a tener un economía más fuerte, los embargos de armas van a ser levantados,  van a tener más acceso a mas armas convencionales. Usted dice que los Estados Unidos se reservan el derecho de utilizar siempre una opción militar¿ Pero no va a ser un enemigo  más fuerte  dentro de  10 o 15 años  ?


EL PRESIDENTE: Bueno, tenga en cuenta que en los términos de este acuerdo, tenemos gran confianza de que no solamente hemos evitar las diversas vías para que Irán acceda a un arma nuclear, pero también habremos instalado un mecanismo de verificación e inspección sin precedentes que ayudará  a comprender toda la cadena de producción nuclear dentro de Irán. Los inspectores de la AIEA estarán allí, presentando informes de manera regular Y como les tenemos desconfianza, nos cuidaremos de que no nos hagan trampa. En ese caso romperemos el acuerdo. 
Alrededor del año 10, 11, 12 años, es el tiempo de la moratoria.  Bajo los términos del acuerdo le está  prohibido de tener un arma nuclear, por lo que estarían violando el derecho internacional si se lanzan a construir una bomba antes de  15 años. Ellos todavía estarían sujetos a lo que se llama el protocolo adicional - una amplia gama de mecanismos de inspección  Y van a seguir siendo una potencia militar que es mucho más débil que los Estados Unidos - y de hecho, serán más débiles que Israel. Y así, en 15 años, quien estará ocupando esta silla en la Casa Blanca tendrá más información sobre su programa nuclear, tendrá mayor legitimidad internacional en el caso de que el Presidente necesite iniciar una lucha  contra el programa nuclear de Irán.  Y así estaremos mejor preparados para enfrentar el problema en ese momento.  No hay escenario en el que, en ausencia de un arma nuclear, Irán sea capaz de igualar los Estados Unidos, Israel y sus diversos aliados del Golfo.  Y el tope de este acuerdo es que nosotros, los Estados Unidos, no renunciaremos a nuestra capacidad de respuesta, siempre y cuando se plantee una amenaza para la seguridad nacional.

 

 Q: Así que vamos a hablar de Israel por un momento. Sin lugar a dudas, su administración ha dado  una ayuda militar sin precedentes a Israel  pero también es evidente que la relación  entre los Estados Unidos e Israel está en un mal momento.  ¿Qué crees que el gobierno israelí puede hacer para reparar esto? ¿ Qué puede hacer tu administración? ¿Y qué pueden hacer los Judios estadounidenses?


EL PRESIDENTE: No van a faltar motivos de pelea entre las  familias y los amigos.   Israel no es sólo un aliado, no es sólo es un amigo - es  un familiar. Las relaciones entre nuestros pueblos, los valores compartidos, el compromiso compartido con la democracia - esas cosas son tan profundas que han sobrevivido a los argumentos en el pasado y van a sobrevivir a este difícil momento. Entiendo la ansiedad que les causa. Pero creo que un testimonio de lo robusta que es nuestra relación es, que a pesar de este desacuerdo político , todos los temas militares, la seguridad, la cooperación comercial, cultural que existía antes de este debate ha continuado sin cesar y continuará .
Creo que una vez que hayamos completado el debate en el Congreso y que el acuerdo este en proceso de ser implementado, será importante para mi administración y  para el gobierno de Israel preguntarnos  ¿cuáles son los principales desafíos de seguridad que enfrentaremos en la región, y cómo podemos aprovechar la ya sólida cooperación militar y de inteligencia sin precedentes que tenemos, para que nuestras medidas de seguridad sea aún más fuertes?  Ya habíamos comenzado un debate acerca de cómo mejorar la seguridad de Israel pese al acuerdo con Irán y ello no cesará. 

 

 Ya lo he mencionado que tanto la cooperación y el intercambio de inteligencia

seguirán como hasta ahora.  Tenemos que dar lo mejor de nosotros si queremos evitar que  Hezbolá obtenga misiles que pudiesen  llegar a Tel Aviv. 

Debemos ajustar las tuercas.  Creo que lo más importante para aquellos de nosotros que creemos que es nuestra obligación sagrada defender a Israel y  garantizar su seguridad - y esto no solo es importante para los judíos de EEUU sin también para los no judíos de este país.  Pienso que lo mejor que podemos hacer es seguir teniendo conversaciones honestas sobre lo que es más probable que proporcione ese tipo de seguridad a largo plazo. Y he de decir que a veces hay peleas dentro de las familias y con los amigos Durante las próximas semanas, va a  llegar la conclusión del debate en el Congreso y creo que es importante para todo el mundo que nos tomemos un momento y reconozcamos que los que tienen posiciones distintas  aman a los Estados Unidos y también aman  a Israel.

Yo no pienso que los  que se oponen al acuerdo son pro-Israel. Todos estamos a favor de Israel. La cuestión es ¿cómo podemos resolver este problema muy particular de asegurarnos  de que Irán no tenga armas nucleares?


Hay preguntas preocupaciones legítimas  que han planteado los críticos del acuerdo.  Estoy dispuesto a responderle a cada uno de ellos. Hemos pensado en esto cuidadosamente. Pero creo que todos nosotros tenemos que alejarnos de lenguaje incendiario que sugiere que, o bien los que están a favor del acuerdo favorecen a Irán, o, por el contrario, que los que se oponen al acuerdo no están pensando en el interés de Estados Unidos. Ese tipo de lenguaje tenemos que evitarlo.


Q: Hay personas, incluso algunos de sus partidarios, que piensan que Ud. ha contribuido ese lenguaje incendiario. ¿Cree usted que?


EL PRESIDENTE: No, en absoluto. Y yo no estaría interesado en eso.


Q: Decir que las personas que estaban en contra del acuerdo eran belicistas.


EL PRESIDENTE: Bueno, yo no lo dije. Lo que si dije en mi discurso en la Universidad Americana, y sigo manteniendo, es un argumento muy lógico, un argumento desapasionado, que este acuerdo es la única alternativa.   La alternativa que se ha presentado por algunos es, bueno, deben mantenerse las sanciones y seguir exprimiendo a Irán y, finalmente asi obtendremos  un "mejor trato".


Y lo que he dicho, que creo que ha sido confirmado por todos los expertos en Irán y también por la comunidad internacional, es que Irán nunca estaría de acuerdo en una rendición total.  Entonces lo que he dicho es, es que al rechazar el acuerdo, nos vemos con muy pocas opciones. Irán potencialmente podría continuar lo que estaba haciendo antes de empezar estas negociaciones - reducir su tiempo de arranque a una cuestión de unos pocos meses o incluso un par de semanas. No sabríamos lo que estaba ocurriendo en el interior de Irán. Estaríamos volando a ciegas. Y en esa situación, entonces nuestra opción más realista sería un ataque militar.
  Pero el punto es que en ningún momento he sugerido que aquellos que son críticos del acuerdo son "belicistas." Lo que he dicho es que si rechazamos el acuerdo, la conclusión lógica es que si queremos evitar que Irán consiga un arma nuclear, debemos realizar un ataque militar. Puede que no sea bajo mi administración;  pero podría pasar bajo la siguiente. Y eso es algo que tiene que ser tomado en cuenta en este debate.

 No creo que alguien como un Chuck Schumer quiera la guerra.  Tenemos que ser realistas. Los chinos o los rusos o los indios o los japoneses, no van a estar siempre de acuerdo en mantener las sanciones.


Q: Usted habló de cómo se puede reparar las relaciones en el futuro, y que sin duda ha habido otros momentos en que los gobiernos israelíes y los gobiernos estadounidenses han estado en desacuerdo. Pero todas esas veces estaban bajo gobiernos republicanos, presidentes republicanos - Reagan, Bush. ¿Está preocupado por los efectos que esto podría tener en la coalición democrática y en la fidelidad histórica que los Judios de América han tenido en el Partido Demócrata?


EL PRESIDENTE: Bueno, en primer lugar, los Judios de América, como los afroamericanos o cualquier otra cohorte de los estadounidenses, tiene una amplia gama de preocupaciones. Ellos se preocupan por los préstamos estudiantiles; se preocupan por la vivienda; se preocupan por la pobreza; por los problemas de salud de las mujeres.  La comunidad judía estadounidense no toma decisiones únicamente sobre la base de un solo tema.
Obviamente, la seguridad de Israel es un tema que muy profundo y emocional, y con razón. Y no te preocupes por eso, porque estoy convencido de que este hecho se traducirá en una mayor seguridad de Israel, así como de los Estados Unidos. Y cuando las cámaras de televisión estén mostrando centrifugadoras

sin uso,  reservas de uranio enriquecido siendo destruidas o enviadas fuera de Irán, y las instalaciones de mayor peligros cerradas y a los inspectores operando con eficacia - entonces creo que la gente va a tener una diferente evaluación de este acuerdo. Yo entiendo que a la  mayoría de la gente  les resulte difícil seguir todos los aspectos técnicos de este acuerdo y que esten teniendo   inquietudes legítimas acerca de un régimen que es antisemita y ha negado el Holocausto y a efectuado  cantos de "Muerte a los  Estados Unidos".
Siempre es difícil para la gente que digiera un trato con  tu enemigo. Pero a medida que la gente vea que el control es efectivo, concluirá que este es el tipo de acuerdo que debes realizar con tus adversarios  no con tus amigos.

Así que creo que una de las cosas maravillosas acerca de la comunidad judía en Estados Unidos es que se trata de una comunidad que es intelectualmente vigorosa. Y después que  el humo se disipe, creo que la gente en última instancia hará  evaluaciones honestas acerca de lo que ha sido cierto, y creo que se darán cuenta de que este acuerdo es exactamente como se los presenté.
Tengan en cuenta que hace dos años, cuando creamos el Acuerdo interino que nos permitió negociar un acuerdo global al tiempo que garantizaba que Irán no sólo estaba ganando tiempo, algunos de los mismos críticos dijeron que esto no funcionaría, que  Irán nos engañaría. Dos años más tarde, el acuerdo marco  ha funcionado exactamente como se suponía. Incluso los antiguos críticos reconocieron que por primera vez en una década, Irán en realidad no hizo progresos en su programa nuclear.  Y creo que lo mismo va a suceder con este acuerdo - la gente va a mirar atrás y dirá que hicimos  lo correcto.
Lo único que quiero para asegurarte de que es que sus lectores y que todo el mundo que se preocupa por la relación EEUU-Israel, entiendan que el entendimiento que es uno de los fundamentos de esta relación,   no es un asunto partidista; el apoyo bipartidista de Israel es fundamental para una fuerte relación entre Estados Unidos e Israel. Y he estado preocupado por algunas de las actividades que han tenido lugar en el Congreso.

 
Q: ¿Se refiere al discurso del primer ministro Netanyahu?


SR. PRESIDENTE: Bueno, lo he dicho antes de que yo no creo que eso fue lo más inteligente pudo hacer. Si yo hubiera ido a la Knesset y cabildeado activamente en contra de alguna política de Netanyahu,  los miembros de la coalición del primer ministro, sospecho que algunas cejas fruncidas hubiesen puesto.  Pero el hecho de que  la mayoría de los republicanos anunciaron su oposición al acuerdo Irán,  antes de que el acuerdo fuese publicado,  creo que indica el grado en que a veces la política se involucra mal. Eso no es bueno para nadie.

Y mira, yo probablemente no estaría sentado en esta Oficina Oval si no fuera por el increíble apoyo que he recibido de la comunidad judía en toda mi carrera política – desde  mi primera elección en el Senado estatal de Hyde Park en Chicago, a  mi carrera presidencial. No es sólo he recibido los votos de la comunidad judía; he recibido sus ideas, sus valores, el apoyo que me dieron ayudó a ser la persona que soy. Y las amistades que hice me durarán toda la vida e incluyen amistades con personas que se oponen a este acuerdo.


Q: ¿Así que no te duele personalmente cuando la gente te dice que eres antisemita?


EL PRESIDENTE: Por supuesto. Y no hay una pizca de evidencia  aparte del hecho de que ha habido momentos en los que he estado en desacuerdo con la posición del gobierno israelí sobre temas particulares. Y he dicho antes, y lo voy a seguir diciendo, que si usted se preocupa profundamente por Israel, entonces usted tiene la obligación de ser honesto acerca de lo que piensa, de la misma manera que lo haría con cualquier amigo.

Y la buena noticia es que la gente  con la que estoy cerca, las personas que me conocen, incluidas las personas que están en desacuerdo conmigo sobre este tema, ni siquiera piensan que soy antisemita.  Usted lo vio históricamente a veces en la comunidad afroamericana, cuando hay una diferencia en la política y alguien empieza a hablar de, bueno, no eres lo suficientemente negro, o te estas vendiendo. Y eso, creo, que es un lugar peligroso.
Se trata de cuestiones difíciles, y dignas de un debate en serio. Pero usted no gana el debate sugiriendo que la otra persona tiene malas intenciones. Eso no es limpio; Creo que no es consistente con lo mejor de la tradición judía.
 

Q: Señor Presidente, Gracias.

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba