Menu

Necesitamos reflexionar y no encender más la hoguera

Necesitamos reflexionar y no encender más la hoguera

Mauricio Zieleniec

Sin duda el tema nos despeja de nuestra comodidad cotidiana. Y cuanto nos resulta de difícil, decir que la declaración es permeable, puesto nuestro corazón e identidad están con Israel. Injusta también, puesto los asesinatos en Siria, Irak , regiones de África, en Ucrania, los atentados terroristas, no son tema en el Consejo de la ONU y si lo son unos 1.500 Km cuadrados de los asentamientos. La realidad es asimétrica sin duda.

Pero reflexionemos (Netanyahu), el sillón ministerial y lo material que conlleva, hace que sea más importante dicho cargo ministerial que todo Israel y su pueblo. ¿Por qué lo digo? Ninguno de estos políticos  posee una estrategia a futuro, para afirmar un Israel democrático y judío. Ya el tema no es por los palestinos (aunque  vale si que sea) el tema es nuestro. Queremos acaso un Israel binacional. No, no es por ideología ni por religión, es por ser consecuentes y realistas.

Necesitamos reflexionar y no encender más la hoguera, entonces, como encarar el futuro?

No podemos estar otros 50 años más con ocupación y sin dialogar. Israel tiene demasiado poder si quiere para lograrlo.                                                                                              Ese miedo a la libertad que Eric Fromm escribe, donde la idea dominante hace callar a minorías o mayoría, no nos hará callar y seremos mayoría en algún momento, igual que cuando lo fuimos con Rabin.

Palestinos es obvio la ausencia de soluciones y voces suya en momentos como estos, que pasa hay temor de hablar?? O solo hay condena y no soluciones.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

  Abraham Milstein escribió desde Israel:

Las reacciones de Bibi y sus ministros contra los actuales integrantes del Consejo de Seguridad, suspendiendo relaciones, ayudas, visitas, son muy poco diplomáticas, parecen más actitudes de "matón" ofendido, y típicamente responden a necesidades de política interna, para disimular la derrota de la política exterior de Israel. La hipocresía domina en las relaciones internacionales, sin duda, pero también en la acéfala cancillería israelí.

Saludos ☆

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba