Menu

La historia palestina recogida en un museo vacío

La historia palestina recogida en un museo vacío

El Mundo

Diecinueve años después de ser anunciado como proyecto y con un coste que supera los 24 millones de euros, el Museo Palestino ha abierto sus puertas en Birzeit cerca de Ramala (Cisjordania). Se trata de un moderno, multifuncional y espacioso complejo que arranca con una peculiaridad: está vacío.

El Museo Palestino de arte y cultura no exhibe arte ni cultura. De momento. Las diferencias entre la junta directiva, los inversores y el director Jack Persekian acabaron con la dimisión de éste y un inicio sin exposiciones.

El museo, diseñado para convertirse en el gran centro cultural, artístico e histórico palestino, espera albergar la primera muestra en octubre. Hasta entonces, La historia política del bordado palestino será exhibida en Beirut. Según sus responsables, el centro cultural "será clave para recordar e impulsar el legado nacional palestino".

"El museo albergará la memoria del pueblo palestino y la visión para futuras generaciones de que Palestina y su pueblo existen desde tiempos inmemoriales", declaró el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Abu Mazen, al cortar la cinta y pasear por unas bellísimas y vacías instalaciones. Según el rais, la necesidad prioritaria ahora es construir las instituciones de gobierno. El objetivo, un Estado en las fronteras del 67 con Jerusalén Este como capital.

En declaraciones recogidas por la agencia France Presse, el responsable de la principal fundación que apoya al museo, Omar Qattan, responde a las críticas por no haber esperado a que esté lista la primera muestra artística para inaugurar el centro. "Queríamos ser fieles a la fecha marcada ya que para nosotros es importante a nivel psicológico ser capaces de cumplir promesas. Por eso decidimos realizar la apertura ahora en lugar de esperar la exposición inaugural", opina.

AFP

Mientras algunos palestinos hablan de "decepcionante inauguración" entre otras razones por su vacío y "falta de liderazgo social, cultural y político", Qattan prefiere señalar la necesidad de "energías positivas" y recuerda que no es el primer museo en el mundo que abre sus puertas sin nada que ofrecer a nivel artístico.

Al frente de un edificio de piedra y cristal levantado a espaldas de la Universidad Birzeit, este artista palestino nacido en Beirut explica que "sólo inauguramos el edificio del museo y celebramos el hecho que se ha terminado a tiempo. Lo hemos construido con fondos privados y pese a los checkpoints, el muro y la ocupación".

El centro, diseñado por Heneghan Peng (Dublín), emplea a 40 personas y tendrá como director a Mahmud Hawari. Según el museo palestino se trata de un destacado comisario en el British Museum. Pero según el centro británico en una reacción publicada en el diario The New York Times,Hawari era sólo "un académico visitante en el British Museum".

Los palestinos que viven en Cisjordania, territorio ocupado por Israel en la guerra del 67, suelen denunciar con razón la ausencia de oferta de ocio y cultura mientras continúa el conflicto con Israel. Con este centro, esperan tener la oportunidad de disfrutar del arte, acercarse a su cultura, asistir a actuaciones en el anfiteatro o pasear por los amplios jardines. Las desavenencias internas en el museo, sin embargo, no ayudan a alimentar un horizonte optimista.

19 años después de que fuera sólo una idea, el Museo Palestino es una realidad. Aunque de momento sea sólo una instalación.

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba