Menu

Mensaje de PESAJ

Mensaje de PESAJ

 

                                                               PESAJ

                                              " En  cada generación......."

                                                                                                                Lic. Rafael Winter (Rufo)

 

" En cada generación cada uno debe verse a sí mismo como si él mismo hubiese salido de Egipto"

Así dice uno de los fragmentos, a mi juicio de los más significativos, de este pequeño-gran libro que leemos en las noches del Seder que es la Hagadá de Pesaj.

"Cada uno debe verse a sí mismo". No solamente cada judío.

Porque el mensaje de Pesaj,  que es el mensaje de la libertad, trasciende al pueblo judío:

es fundamental para toda la humanidad.

En cada generación...

En cada generación es importante celebrar Pesaj, cada uno a su manera -más allá de normas establecidas- pero celebrarlo.

En cada generación es importante que la familia se reúna alrededor de la mesa del Seder, colocando sobre la misma los símbolos clásicos de la festividad.

En cada generación es importante destacar las noches del Seder como noches "diferentes". 

Porque estas noches del Seder realmente son distintas a las demás noches.

En cada generación es importante narrarle a los hijos y a los nietos la historia de Pesaj dejando librado a la interpretación  de cada persona la forma en que los hechos ocurrieron.

En cada generación es importante tener en cuenta que, relatos como las diez plagas y el cruce del Mar Rojo, milagros para la tradición judía, más allá de la forma en que hayan ocurrido permanecen y permanecerán siempre en la memoria colectiva del pueblo judío. Así como toda la historia de Pesaj.

En cada generación debemos ser concientes de que siguen habiendo "plagas" -quizás distintas en su mayoría a las de Egipto, pero plagas al fin- a las que debemos combatir ( terrorismo,  adicciones, contaminación ambiental, epidemias, desigualdad social, entre muchas otras), pero estas debemos combatirlas junto a toda la humanidad. Porque somos parte integral de ella.

En cada generación debemos recordar que, al mismo tiempo que estamos celebrando la libertad,

tambien fuimos esclavos durante largo tiempo en Egipto, con todo lo que eso lamentablemente

significó  y con todas las consecuencias -incluso posteriores a la liberación- que trajo.

En cada generación debemos celebrar sí, que somos libres, pero también debemos ser concientes de que en el mundo en el que vivimos siguen habiendo esclavos. Lamentablemente.

No podemos ni debemos desentendernos de ello.

En cada generación debemos , en Pesaj, seguir comiendo el  "pan" de la pobreza y al mismo tiempo de la libertad: la matza. Pero tambien el maror: las hierbas amargas. Pues maror y matza son una constante, esclavitud y libertad son una constante en la historia de nuestro pueblo, y no solo en Pesaj.

En cada generación debemos tener en cuenta el mensaje social, humano que nos trasmite la Hagada de Pesaj. Que dice " aquel que tenga hambre que venga (a nuestro hogar) coma y celebre Pesaj con

 nosotros". Es el mensaje social del judaismo, la solidaridad en su máxima expresión.

En cada generación debemos sentar a la mesa "junto" a nosotros y también abrirle la puerta por unos instantes a Eliahu Hanavi, el Profeta. Personaje en el cual conviven la realidad y la leyenda. 

Una copa de vino -de la cual no se bebe- lo simboliza y se coloca en el centro de la mesa. 

Para la tradición judia el profeta Eliahu habrá de anunciar la llegada de una época que llamamos mesiánica y que conlleva la esperanza en un mundo mejor.

En cada generación debemos recordar, también en la noche del Seder, que fue en los días de Pesaj del año 1943 que los heroicos combatientes liderados por Mordejai Anielewicz, decidieron comenzar la rebelión del Ghetto de Varsovia, una de las páginas mas gloriosas en la milenaria historia del pueblo judio.

En cada generación es muy importante que en las noches del Seder haya niños que pregunten.

Y por lo tanto hay que incentivarlos a preguntar. El niño es el protagonista principal de estas noches. Afikoman mediante, es importante mantener su interés hasta el final.

El niño es el futuro, la continuidad del pueblo judio. 

Por todo eso y mucho más, como dice la Hagada " le contarás a tu hijo..."

Cuidemos, cada uno de la forma que mejor lo entienda pero al mismo tiempo de la forma más humana, la tradición del pueblo de Israel.

                                                                                                                          

                                                                                                                          Lic. Rafael Winter (Rufo) 

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba