Menu

De gentiles comprometidas en salvar judíos a abuelas de soldados israelíes, Z"L

De gentiles comprometidas en salvar judíos  a abuelas de soldados israelíes, Z"L

ATZUM

Las hermanas Csizmadia: Olga Fischer, Malvina Csizmadia y Orna Shurani, fueron designadas justas entre las naciones. Eran cristianas, salvaron a casi tres decenas de judíos durante el Holocausto. Con dos de ellos se casaron, inmigraron a Israel y sus nietos son condecorados soldados del Ejercito. La última de ellas acaba de morir.

 Olga (1922-2006), Malvina (1926-2010) y Orna (1928-2017) son hermanas. Junto con su madre, salvaron a más de 25 judíos de un campo de trabajo en Hungría.

 Tras la invasión nazi a Hungría en 1944, un campo de trabajo fue establecido al lado de la casa de la familia Csizmadia. El día en que se construyó la cerca con alambre de pua, Malvina trepó a un árbol de su jardín para ver lo que había al otro lado de la valla, y comenzó a hablar con un hombre judío. Cuando le preguntó si podía hacer algo para ayudarlo, le dijo que podía enviar sus cartas por correo. La familia Csizmadia ayudó a los prisioneros con lo que pudieron. Además de suministrarles alimentos y necesidades, el hogar familiar se convirtió en la conexión de los judíos con el mundo exterior; La madre y las hermanas trajeron periódicos, enviaron correos e incluso recibieron parientes de los hombres del campamento en su casa.

 Con el avance del ejército ruso, los Csizmadias temían que los nazis mataran a todos o los llevaran a un campo de concentración. Decidieron encontrar escondites para tantos hombres como pudieran. Cuando llegó el momento, la madre y las hermanas los escondieron de los soldados alemanes y húngaros en granjas cercanas. Seguían trayèndole comida y reubicàndolos de escondite en escondite hasta que la zona fue liberada.

 Después de la guerra, Orna y Olga se casaron dos de los hombres que rescataron, y se trasladaron a Israel con la fundación del Estado. Malvina y su madre se unieron a ellos en Israel, pocos años después. Las tres hermanas se mudaron al norte de Israel, donde todavía viven sus familias.

 Antes de que la muerte la alcanzase en el verano de 2006, Olga vivía en su casa en Akko y más tarde en Kiryat Motzkin. Cuando su marido, a quien ella salvó, fue hospitalizado en un asilo especial, ella se aseguraba de visitarlo todos los días.

 Malvina vivió en Nahariya en el norte de Israel. Ella tiene tres nietos. Todos servían en unidades de combate en las FDI. Cuando su nieto más joven fue reclutado, visitó a Yad Vashem en uniforme y dio su primer saludo al árbol de su abuela en la Avenida de los Justos Entre las Naciones.

 La casa de Orna estaba en Nahariya, cerca de sus hijos, nietos y bisnietos. Durante la Segunda Guerra del Líbano, la casa de Orna en Nahariya sufrió dos impactos directos. Orna había sufrido un accidente cerebrovascular y residía en una casa de reposo no muy lejos de su casa.

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba