Menu

Huntington, TERRORISMO Y DROGAS

Huntington, TERRORISMO Y DROGAS

MAPA CON LAS FRONTERAS CULTURALES, DE CHOQUE DE CIVILIZACIONES O CULTURAS          

 

Mordejai Horovitz y Celia Rudaeff, Periodistas del Mensuario Identidad.-

 

 

"El choque de civilizaciones dominará la política a escala mundial; las líneas divisorias entre las civilizaciones serán los frentes de batalla del futuro" Samuel P. Huntington, "El choque de civilizaciones".-

 

 Los descubrimientos científicos no siempre han servido de manera específica para mejorar el desarrollo de la vida cotidiana, en primer lugar los descubrimientos han estado  al servicio de los hombres para servirles en sus actividades bélicas (o por lo menos siempre encontró razones para eso ). Los descubrimentos a nivel de la química y la física son un claro ejemplo de ello. Lo mismo podemos decir en materia de medicamentos y la producción de sustancias que aplaque o cure dolencias orgánicas o funcionales tanto a nivel físico como psiquico. Seguramente hoy ya no es nada nuevo para nadie lo que aquí afirmamos.Tampoco debería ser nuevo que no es nada fácil convencer a los hombres para transformarse en un asesino de su prójimo por más que se vista con un uniforme o que se le explique que otro hombre representa un inminente peligro para su patria, su familia, sus amigos,etc.. Es necesario hacer aflorar en el hombre  sus instintos más primitivo y fracturar la conexión entre la conciencia y el instinto de supervivencia.No es algo natural preparar al ser humano como algo contrario  a su naturaleza, es decir, como un humano. Esa preparación es ardua,agotadora y a nuestro entender, infame.Pero tampoco es nuevo que los hombres se preparen para la guerra y que utilicen sustancias que alteren el normal funcionamiento del cerebro para sentir cierto valor y con una sensación de invencibilidad ante sus enemigos reales o imaginarios.

Durante la 2da. los soldados nazis consumían una droga (parecida al Captagon ) que les proporcionaba la sensación de ser invencibles.Los solados de EEUU durante la guerra de Vietnam,según la confesión de varios ex combatientes, consumían alucinógenos (LSD) y cigarros de marihuana que compraban a los civiles, así como opio y heroína.  El empleo de drogas en los ejércitos es tan antiguo como la misma guerra.También los combatientes islámicos,fedayines,etc.,entre los que se conoce la leyenda de los"Hashashiyin"(asesinos) del "viejo de la montaña" Hassan Bin Sabbah, en el norte de Persia(siglo X) consumían sustancias estupefacientes antes de ir a la guerra. Los kurdos afirman: "Se nos hechan encima eufóricos, profiriendo gritos o riendo como si no fueran a morir nunca..."Después de la 2da. G.M. los vencedores prestaron especial atención en los avances técnicos y científicos de la alemania vencida, especialmente en las drogas utilizadas por sus soldados. EEUU,Inglaterra, Fracia y hasta la URSS desarrollaron en sus laboratorios las drogas utilizadas por los médicos nazis. El Captagon (puesto en circulación en la década de los 60) fue clasificado por la O.M.S. como una sustancia psicotrópica que se prohibió en la mayoría de los países. En el comienzo la producción fue monopolio de los laboratorios secretos de los de las diferentes potencias mundiales. En la última década aumento su auge en Siria,Líbano,Turquía,etc.. Los narcotraficantes la venden a distintos países del Golfo Pérsico y resulta una rentable fuente de ingresos para el estado islámico que también la comercializa quedandose con una parte para el consumo de sus combatientes. El comercio de drogas entre los distintos movimientos "revolucionarios" de todo tipo de ideologías es común en casi todo el mundo. Los taliban, producen y comercializan el opio (base de la heroína), las Farc trafica cocaína, el ejército de liberación de Kosovo (UCK) es intermediario en el tráfico del opio y la heroína que procede de Asia cuyo destino es Europa.

Volviendo al uso que hacen los combatientes de las drogas para incentivar sus condiciones físicas, el especialista en antiterrorismo Redwan Mortada afirma: "Todos los combatientes en Siria lo producen y comercializan (se refiere puntualmente al Captagon)...de ese modo obtienen el dinero para adquirir armamento..." El Captagon se ha vuelto el nervio de la guerra en el Medio Oriente. Arabia Saudi resulta ser uno de los principales compradores a tal punto que las autoridades confiscan anualmente 55 millones de pildoras (sólo un 10 por ciento de la que circula en el reino Wahabita, ( Informe oficina de las N.U. contra las drogas (UNODC), 2013).

El Captagon, "la droga mágica de la muerte" y que de acuerdo con los últimos informes es usada por los yihadistas y los distintos grupos terroristas, incluyendo obviamente los que causaron los atentados en Francia el 13 de noviembre, tiene como efecto particular un estado de euforia y sensación de invencibilidad inhibiendo el miedo y el dolor. Su valor es de bajo costo (unos 5 dólares). Es una anfetamina de fácil producción, se necesitan conocimientos elementales de química para su eleboración. Los jóvenes libaneses la consumen de manera recreativa, permite mantener la atención durante el estudio, ocasiona pérdida de peso y combate el aburrimiento. Esa anfetamina fue elaborada en Alemania en la década de los 60. Su propósito era tratar la narcolepsia y la depresión sustituyendo a las viejas anfetaminas que tenían el problema de incrementar la presión arterial, lo que permitía su utilización en pacientes con riesgo de afecciones cardivasculares. La O.M.S. la incluyó en la lista de sustancias psicotrópicas prohibidas (1981). El Captagon resulta ser mucho más activo y peligroso cuando es inyectado (al igual que la heroína). La droga puede volver a la persona bajo sus efectos, insensible, resistente al dolor físico, con extrema energía y sin sufrir cansancio,falto de apetito y lo que es más alarmante, desconectado de su instinto de supervivencia. De acuerdo a las últimas investigaciones, los yihadistas pasan días enteros bajo los efectos enumerados anteriormente y los actos siniestros cometidos, decapitaciones, cruxificciones y hasta canibalismo que los fundamentalistas mostraron a plena luz del día, públicamente y ante cámaras, está relacionado con la ausencia de sensibilidad provacada por el consumo de Captagon.Se está analizando la seria posibilidad de que incluso las víctimas y teniendo en cuenta la pasividad mostrada ante la concreta amenaza de su muerte por decapitación u otros medios, podría estar asociada al consumo de esa droga psicotrópica.( En el Talmud se relata que a los condenados a muerte por lapidación, se le hacía beber un vino muy fuerte para que la víctima a la hora de su muerte no estuviese totalmente conciente, de ahí la costumbre ante un brindis, decimos : " Le Jaim", por la vida...es un vino de vida y no  de la muerte.)

Se han conocido denuncias que confirmarían que el grupo de rebeldes sirios enemigos de Al-Assad estarían vendiendo Heroína, Hachis y Captagon a cambio de armas y dinero para financiar sus actividades terroristas.

Volviendo a lo que proponíamos al principio de que no es fácil adaptar a los hombres para matar a otros hombres como la cosa más natural del mundo y menos encontrar fundamentos para morir en la misma forma, nos preguntamos: ¿será que a esos niños que los yihadistas cubren con cinturones explosivos y son usados como pequeños kamicazes, también a ellos le sumistran esa siniestra droga llamada Captagon?

No está de más aclarar que de todas maneras, nada justifica el accionar de los terroristas, ni las drogas ni su fanatismo seudo religioso ni su anacrónica ideología podrá jamás ser la justificación de ninguna de sus masacres.

 

Investigación de:

                             Mordejai Horovitz y Celia Rudaeff, Periodistas del Mensuario Identidad.-

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba