Menu

Obama apuñaló a Israel por la espalda.

Obama apuñaló a Israel por la espalda.

• Jerusalem Post
Opinión
El legado de Obama en el Medio Oriente: fracaso trágico
ByAlan Dershowitz
15 de enero de 2017 22:01

La historia mirará amablemente los éxitos domésticos de Obama, pero juzgará duramente su política de Oriente Medio.
 
 El Medio Oriente es un lugar más peligroso después de ocho años de la presidencia de Obama. Los ocho desastrosos años de Obama le siguen a otros  desastrosos años de Bush durante los cuales esa parte del mundo se volvió más peligrosa también.   En resumen, los últimos 16 años han sido testigos de grandes errores de política exterior en todo el mundo, y especialmente en el área entre Libia e Irán, que incluye a Israel, Egipto, Siria, Irak, Líbano, Turquía y el Golfo.

Con respecto al conflicto entre Israel y los palestinos, las políticas de Obama han dificultado las perspectivas de un compromiso de paz. Cuando Israel sentía que América le daba la espalda - tanto bajo el presidente Clinton como Bush , aparecieron generosas propuestas para acabar con los asentamientos y la ocupación  en casi toda la Ribera Occidental. Trágicamente, el liderazgo palestino -primero bajo Arafat y luego bajo el presidente de la Autoridad Palestina de  Mahmoud Abbas- no aceptó ni las ofertas de Barak-Clinton en 2000-2001, ni la oferta de Olmert en 2008. Ahora están ignorando la oferta abierta de Netanyahu para negociar sin pre- -condiciones.
 
Dennis Ross ha hecho explícita la circunstancia de  cada vez que el gobierno israelí confía en el respaldo de Estados Unidos, está más dispuesto a hacer generosas ofertas. 
El presidente Barack Obama no entendió esta realidad crucial. En lugar de  empujar a Israel, repetidamente lo apuñaló por espalda, comenzando con su discurso unilateral de El Cairo cerca del comienzo de su mandato, continuando a través de su fracaso para hacer cumplir la línea roja sobre el uso de armas químicas por Siria, pasando por el acuerdo con Irán y culminando en su negativa a vetar la resolución unilateral del Consejo de Seguridad de la ONU que colocó como culpable a Israel del estancamiento en las negociaciones. 

Estas acciones  -especialmente la resolución del Consejo de Seguridad- han desincentivado a los dirigentes palestinos de aceptar la oferta de Netanyahu de sentarse y negociar una paz de compromiso. Han sido falsamente llevados a creer que pueden lograr su anhelada independencia  a través de la ONU, o por otros medios que no requieren compromiso.

El acuerdo con Irán, aunque retrasó la adquisición iraní de armas nucleares prácticamente garantizó que se le permitiría desarrollar un arsenal nuclear tan pronto como las principales restricciones en el acuerdo expiren en la próxima década. Israel nunca permitirá que un régimen que juró la destrucción del estado-nación del pueblo judío obtenga dicha arma genocida. Por lo tanto, la posibilidad de un eventual enfrentamiento militar se ha incrementado en lugar de disminuido por el mal acuerdo con Irán.

El fracaso de Obama en llevar a cabo su amenaza contra el régimen sirio por el uso de armas químicas ha debilitado la credibilidad de Estados Unidos tanto entre sus aliados como entre sus adversarios. Ha creado un vacío de poder que Rusia  se ocupó de llenar. Turquía también ha flexionado sus músculos intimidatorios, ya que su irascible y egomaníaco líder ha utilizado la excusa del Estado Islámico (ISIS) para ir tras otro aliado estadounidense, los kurdos, que tienen al menos una reivindicación tan fuerte como los palestinos .

Los aliados tradicionales de Estados Unidos en Oriente Medio (Israel, Egipto, Arabia Saudita, Emiratos y Jordania) han sido debilitados por las políticas de Obama, sobre todo por el acuerdo de Irán. Los enemigos tradicionales de Estados Unidos - Irán, Siria y Hezbollah - se han fortalecido, junto con Turquía.

El terrorismo ha aumentado y se ha trasladado hacia el norte a Europa, en parte como resultado de la crisis siria.

ISIS, al-Qaeda, los talibanes -y otras ramas terroristas- creidas debilitadas, siguen siendo una seria amenaza para la estabilidad regional y para los civiles.

Un Oriente Medio desestabilizado plantea peligros cada vez mayores para los aliados estadounidenses y para la paz.

La culpa de esta inestabilidad es compartida por los presidentes Bush y Obama. El derrocamiento de Saddam Hussein y la invasión de Iraq dividieron a ese país en ingobernabilidad y facilitaron que  Irán se convirtiera en un exitoso desestabilizador.  El derrocamiento del gobernante libio Muammar Gaddafi dejó a Siria abierta a las crecientes influencias terroristas. El intento de reemplazar al presidente sirio, Bashar Assad, ha convertido a Siria en una pesadilla.

La dimisión forzada del presidente egipcio Hosni Mubarak colocó inicialmente a Egipto bajo el control de la Hermandad Musulmana y fortaleció a Hamas en la Franja de Gaza. Sólo un golpe de Estado,  al cual Obama no respaldó, restauró algo de estabilidad a Egipto.

Líbano se ha convertido en una subsidiaria de Hezbollah, un grupo terrorista bajo la influencia de Irán que tiene 100.000 misiles dirigidos a los centros de población de Israel. El arco chiíta ahora corre desde Irán a través de partes de Irak y Siria y al Líbano.

Este es el trágico legado de los esfuerzos fallidos de la administración Obama para deshacer los daños causados ​​por la administración Bush.

Los radicales terroristas islámicos han reemplazado a los tiranos autoritarios seculares. Ambos son malos, pero los tiranos al menos producen un grado de estabilidad y previsibilidad. También tienden a mantener su tiranía  dentro de sus feudos mientras que los terroristas tienden a exportarla. Deberíamos haber aprendido la lección de la sustitución del tirano Shah de Irán por los ayatolás mucho más tiránicos y peligrosos. Pero no lo hicimos.

Insistimos en apoyar la "democracia" de la Primavera Árabe, que resultó en la sustitución de tiranos domésticos no democráticos por terroristas internacionales no democráticos.

La historia mirará amablemente los éxitos domésticos de Obama, pero juzgará duramente su política de Oriente Medio.

 

 

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba