Menu

Las ex colonias judías de Entre Ríos son atractivo turístico

Las ex colonias judías de Entre Ríos son atractivo turístico

Ponen en valor el Circuito de las Colonias Judías

Turismo cultural / Entre Ríos, Clarin.

Impulsan un plan para mejorar la cartelería y realizar acciones promocionales en este fascinante recorrido por siete pueblos rurales, desde Basavilbaso hasta Villaguay. Un paseo entre sinagogas, cementerios, antiguas publicaciones y las tradiciones de una cultura milenaria. 

La sinagoga Tefila L'Moisés, construida en 1912, se mantiene en pie en Basavilbaso.

La sinagoga Tefila L'Moisés, construida en 1912, se mantiene en pie en Basavilbaso.

 

El Ministerio de Turismo de Entre Ríos anunció una serie de acciones para poner en valor el Circuito de las Colonias Judías, un magnífico paseo de unos 70 kilómetros a lo largo de la ruta 20 –en la región central de la provincia– desde Basavilbaso hasta Villaguay y que también abarca los pueblos rurales Villa Domínguez, San Gregorio, Villa Clara, Ingeniero Sajaroff y Carmel.

Según señalaron el ministro Adrián Fuertes y dirigentes de las comunidades judías locales, habrá mejoras en la infraestructura que complementa los sitios histórico, serán renovadas la señalética y la cartelería informativa, se diseñará nueva folletería y se organizarán actividades promocionales. “Se trata de una propuesta original, vinculada a las raíces y al conocimiento de nuestra historia y cultura, con la que nadie puede competir porque es un proceso único”, subrayó Fuertes.

La sinagoga de Colonia Carmel, de comienzos del siglo XX.

El funcionario refiere a la iniciativa impulsada por el barón Mauricio de Hirsch y llevada adelante por la Jewish Colonization Association entre fines del siglo XIX y principios del siglo XX, cuando inmigrantes judíos llegaron a Entre Ríos desde de Ucrania, Polonia y Bielorrusia, para iniciar su gesta como colonos dedicados a la agricultura. Huían del terror impuesto por el zar Alejandro II en la “Zona de residencia de judíos ortodoxos”.

La historia y el rico legado de esos pioneros se perciben con fuerza en las escalas del Circuito Judío de Entre Ríos. El modelo de los primeros asentamientos fueron las aldeas rusas de entonces. En las afueras de Basavilbaso, de la primitiva Colonia Lucienville se mantiene en pie desde 1895 la sinagoga-rancho Novibuco I. La primera escala del recorrido por el pasado entrerriano también conserva la sede de Agrícola Lucienville –la primera cooperativa de Sudamérica–, las sinagogas Beith Abraham (ianugurada en 1917) y Tefila L’Moisés (construida en 1912), el Cementerio Israelita de la Colonia N° 1 y la casa de 1898 de León Borodovsky, más conocido como “El gaucho judío”.

Visita guiada al Museo Judío de Entre Ríos, en Concordia.

A su vez, en Villaguay se puede visitar la sede de la Asociación Israelita Argentina, donde se guardan libros en idish, hebreo y español junto a antiguos diarios y revistas. Allí funciona la Escuela Hebrea para niños y jóvenes y se organizan eventos sociales y culturales y celebraciones religiosas. Villa Clara ofrece a los turistas el Cementerio Israelita Clara-Bélez, el Museo Histórico Regional y una sinagoga. También hay cementerios judíos en Carmel (además de una sinagoga) y en Ingeniero Sajaroff. Es imperdible el templo levantado con paredes de ladrillo y barro y techo a dos aguas en San Gregorio. Esa reliquia de 1893 convive con un cementerio judío y la Casa del Administrador de la primitiva colonia. El itinerario continúa en Villa Domínguez con el hospital Noé Yarcho (en homenaje al primer médico que llegó con los contingentes de colonos), una sinagoga, el Museo y Archivo Histórico Regional de las Colonias y el Galpón-hotel de los Inmigrantes.

Museo Judío de Entre Ríos, en Concordia.

Aunque alejado del circuito tradicional que suelen transitar los turistas, el recorrido no debería pasar por alto las muy completas cuatro salas del Museo Judío de Entre Ríos. El lugar y la historia de los judíos de Entre Ríos se tornan aún más interesantes si uno tiene el privilegio de ser guiado por Adolfo “Nito” Goskin, un eximio conocedor de las peripecias que padecieron su familia y sus antepasados. Indefectiblemente, en algún momento de su relato, el guía destaca “mi colonia” para referirse a Santa Isabel, 42 kilómetros al sur de Concordia, donde se establecieron sus abuelos inmigrantes y nació él.      

Información

www.colonizacionjudia.com.ar

www.losgauchosjudios.blogspot.com.ar

www.museodelascolonias.org.ar

www.museojudioer.org.ar

es.turismojudaico.com

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba