Menu

Esta chica será Rabino

Esta chica será Rabino

(JTA) - La misma semana que el hijo de la afroamericana Tamar Manasés iba a celebrar su bar mitzvah, la violencia de bandas mató a dos niños negros de 13 años de edad, que eran también del sur de Chicago.

 Manasés, una ciudadana de Chicago que toda su vida asistió a la escuela judía y ahora está estudiando para ser rabino, siempre ha tenido el orgullo de ser judía y negra. Pero la violencia armada, la ha rodeado a los 38 años de edad, desde que era un niña.

 "Siempre me enseñaron que los Judios eran sobrevivientes," dijo a JTA Manasés. "El Holocausto sucedió, y los Judios sobrevivieron, ¿verdad? A la gente negra nunca se les enseñó que éramos sobrevivientes. En todo caso se nos enseña que hemos nacido para morir jovenes. Los judíos nunca tuvieron pensamientos por el estilo.

 Manasés - madre de dos niños, de 18 y 20 años- ha asumido la tarea de detener la violencia armada en Englewood. Durante los meses de verano, cuando los programas para mantener a los niños fuera de las calles son escasos, ella y varias madres formaron un "Ejército de mamás" - pasan sentadas en la esquina de la calle 75 y la Avenida del Sur Stewart, charlan con los transeúntes y los invitan a una comida de camaradería.

 La comida y la charla han sido suficiente para detener la violencia armada .La esquina, en medio de un barrio violento, ha visto a cero disparos este año.

 " Sentía que si yo no hacía algo las próximas víctimas serían mis hijos las próximas víctimas", dijo Manasés, que vende bienes raíces y estudia para ser Rabino. Chicago se ha convertido en un foco de la violencia armada en los últimos años - sobre todo en el lado sur. Cerca de 6.000 personas han recibido impactos de bala desde el 2015, y Chicago ha experimentado 78 homicidios sólo en agosto, por lo que es el mes más mortífero de la ciudad que se ha visto en casi dos décadas. Algunos residentes han apodado la ciudad "Chi-Raq", un acrónimo de Chicago e Irak, ya que puede sentirse como una zona de guerra.

 Manasés, sin embargo, ha encontrado un cierto éxito en la reducción de la violencia, y ella está buscando reconstruirla. Ella fundó una organización sin fin de lucro, Madres contra las matanzas sin sentido, que ha recaudado aproximadamente $ 20,000 para financiar la presencia en dicha esquina y apoyar a los jóvenes con problemas de dinero que de otro modo podrían caer en la delincuencia.

 Manasés creció asistiendo al Beth Shalom B'nai Zaken etíope Hebrew Congregation, una congregación hebreo israelita afroamericana en el lado sur, así como Akiba-Schechter, una escuela judía local que estaba afiliada con el movimiento conservador. Antes que Manasés naciése, su madre se había " convertido" al judaísmo.

 Aunque nació y se crió judía, a los 30 años Manasés decidió someterse a una confirmación de su judaísmo, que implicó la inmersión en un baño ritual, supervisado por el Rabino Capers Funnye, que conduce la Beth Shalom B'nai Zaken. Sus niños fueron sometidos a procesos similares en el momento de su bat y bar mitzvah.

 El año pasado, el Rabino Funnye fue nombrado jefe de la Junta Internacional de Rabinos de Israel, un organismo hebreo israelita africano. Aunque el movimiento hebreo israelita se considera generalmente fuera de la corriente por las principales denominaciones del judaísmo, Rab. Funnye fue convertido por rabinos conservadores y es miembro de la Junta de Rabinos de Chicago.

 Manasés está llevando a cabo su ordenación rabínica en la Academia israelita, la escuela rabínica donde ha estado estudiando a tiempo parcial durante siete años. En caso de que se ordene el próximo año, será la primera mujer en recibir la ordenación de la academia.

 El movimiento hebreo israelita nace del movimiento nacionalista negro, y tiene algo que ver con la raza. Y no se puede tener la raza y la religión ocupando el mismo espacio ".

Uno de los proyectos del grupo, fue plantar 10 árboles de arce rey carmesí alrededor de Chicago en la memoria de las víctimas de armas de fuego, se inspira en la fiesta arbórea judía de Januca, dijo. Las hojas de los árboles son de color rojo para simbolizar la sangre de las víctimas.

 La semana pasada, el grupo llevó a cabo un servicio de clausura de Yom Kipur junto con elementos tradicionales como la oración Amidá y el shofar soplado por voluntarios a la vez que se nombraba a las víctimas de la violencia.

 El Rabino Funnye recuerda que Manasés componía canciones judías cuando tenía 14 años de edad en su congregación, y no se sorprende de que ella ha aplicado su aprendizaje judío a la organización comunitaria.

 "Su púlpito está en la esquina", dijo Funnye.

 

 

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba