Menu

Querían restaurar un Palacio, hallaron un cementerio judío en Roma.

Querían restaurar un Palacio, hallaron un cementerio judío en Roma.

Una visita a las catacumbas fuera de la ciudad de Roma revela una serie de frescos, inscripciones y pruebas de la antigua población judía que existía en la ciudad; Sin embargo, el nuevo descubrimiento del "Campus Iudeorum" en el Trastevere apoya la existencia de una larga historia para los judíos romanos que se extendió desde la antigüedad hasta la edad media posterior y más allá. Los judíos que vivían en la Roma medieval tenían sus propias sinagogas y barrios dentro de la ciudad, así como sus propios magistrados. A finales del siglo XIV, la comunidad también tenía un estatuto judicial oficial como corporación llamada Universitas Iudeorum Urbis.

 La revelación de tan sólo 38 cuerpos puede parecer un número insignificante en comparación con los millones enterrados  alrededor de la ciudad eterna desde la fundación de la ciudad en 753 AC, pero el descubrimiento es otra pieza importante de evidencia que permite a historiadores, arqueólogos y al público reconstruir la población romana extremadamente diversa que hizo la ciudad lo que era y lo que todavía es hoy.

 El descubrimiento de 38 tumbas, con restos esqueléticos intactos, fue anunciado en una conferencia de prensa esta semana por el Museo Nacional Romano. También se encontró una piedra con una inscripción hebrea.

 El sitio, con tumbas que datan del siglo XIV a principios del siglo XVII, fue descubierto durante las excavaciones realizadas durante la reestructuración del Palazzo Leonori como la nueva sede de una compañía de seguros.

 Los arqueólogos excavaron hasta 26 pies bajo la superficie. Una foto publicada por Il Messaggero muestra tumbas dispuestas en filas. El periódico citó a la arqueóloga Marzia Di Mento diciendo que la mayoría de los restos recuperados parecían ser de hombres y fragmentos de madera y clavos indicaban que los cuerpos habían sido colocados en ataúdes de madera antes del entierro. Dos de los esqueletos, según el informe, al parecer de mujeres, llevaban anillos de oro.

 Además del cementerio, las excavaciones también descubrieron restos de una antigua curtiduría romana.

Situado en el barrio Trastevere de Roma, el sitio del cementerio ya era conocido a través de mapas y fuentes de archivos, pero desapareció físicamente hace siglos. Fue arrasado a mediados del siglo XVII cuando se construyeron nuevas murallas. En ese momento los judíos, ya estaban confinados a un gueto y trasladaron su cementerio  al lado del Circo Romano, cementerio que a su vez fue destruido por el régimen fascista en los años treinta.  El jardín de rosas de la ciudad ocupa ahora ese lugar, con una pequeña placa que lo conmemora como el sitio de un cementerio judío.

 Sarah E. Bond es profesora adjunta de Clásicos en la Universidad de Iowa. Para más información sobre la historia antigua y medieval, siga su @SarahEBond.

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba