Menu

Carta abierta al FA y a la izquierda Latinoamericana.

Carta abierta al FA y a la izquierda Latinoamericana.

 

Carta abierta al FA y a la izquierda Latinoamericana.

Mauricio Zieleniec

Asistimos a cambios tan bruscos, que las emociones y mitos de la política e ideología marxistas, quedan en nuestro interior, mientras la realidad cambia. Y sufrimos a veces de cegueras, para no aceptar o incorporar la nueva realidad.

Solo una décadas atrás, con la caída del socialismo real, simbolizado en el muro de Berlín, tembló la tierra, pero poco cambió en nuestro continente. Ahora con el fracaso de las estructuras socialistas en Cuba, podemos mencionar también China y Vietnam, que comenzaron la vía capitalista, aunque muchos lo nieguen o no lo interpreten de esa forma. Ni hablar de Brasil con Dilma y Argentina…K…Venezuela, nuestro romanticismo de una sociedad mejor  se desintegra...

Que está pasando? La vieja ideología de lucha de clases, sin explotados ni explotadores, fue hermosa, pero utópica; la sociedad se construye con hombres que sostiene antropológicamente desde su formación (animal, de Homo y de Homo Sapiens) instintos, deseos de poder, posesión, etc. Ese hombre “es” y no hay teología religiosa, sea marxista o teológica que quiera generar la leyenda del “hombre bueno”. El hombre es lo que “es”,  un conjunto inmenso de elementos que los constituyen en todas las áreas, junto a un cambio permanente de sí mismo. Basta de pensar en una sociedad cristalizada o ideal, solo podemos buscar una sociedad mejor que la capitalista, pero nadie la conoce o la señala, y solo muchos la buscan, pero no la encuentrasn. La actual dirigencia de izquierda, en Uruguay o en nuestro continente, solo puede intentar una mejor justicia social. Todo contenido ideológico murió, Como Nietzsche decía “Dios ha muerto”.  (Las Ideologías también lo están)

Pero a veces el FA u otras izquierdas toman  caminos conservadores. Me decía un senador socialista : “somos buenos para repartir con equidad, pero no sabemos generar riqueza”, amigo Korceniack, sabias habían sido tus palabras.

En nuestro país no entendemos o comprendemos que no estamos como comenta el sociólogo Tofler cuando dice en su libro “ La tercer ola”. Estamos en la era  del conocimiento. Importante es tener en cuenta que el conocimiento en el sector de comunicaciones como en lo médico y otros aumenta 200 veces al año, mientras que en la economía primaria, solo supera o no el 1% al año. Cuando digo que el FA es conservador, lo califico por ello, por quedarse en una estrategia productiva super-limitada, la primaria, lo del campo.                                                                                    Por ej. Tenemos la misma cantidad de ganado que hace 150 años, seguimos con una economía del sector del campo (primaria)  similar a la época colonial, la estructura económica, salvando los adelantos tecnológicos, desde luego (ya aplicados) en dicho sector son muy limitados comparándolo con la innovación antes comentada.

La fisiocracia ha sido siglos atrás un concepto donde la base económica estaba en la producción agrícola ganadera; y la riqueza del país se fundamentaba en ella.  Fue en el  siglo XVIII fundada por François Quesnay, y naturalmente con la revolución industrial fue insostenible.

Compañeros, la pregunta está implícita, ¿cuanto el FA sostiene en la realidad dicha escuela  fisiocratica ? Cuanto la izquierda latinoamericana sostiene lo mismo, a excepción de “Correa de Ecuador.”

No habrá justicia social, ni equidad sostenible si no generamos riqueza, y diferencio la generación de riqueza con el PBI. Quizás el PBN (producto bruto nacional) medición no aceptada por el FMI sea más seria para marcar parámetros.

Queridos lectores estamos ante una izquierda conservadora y un derecha (si existe esa calificación) tan conservadora en ese sentido como la izquierda, mientras los laboratorios, la ciencia y la tecnología nos comunican una revolución a la velocidad de la luz, vamos en comparación a una velocidad similar a la carreta de nuestros orígenes..

Cuando en la época colonial española íbamos en carreta, (20Km por día) Europa iba a caballo (120km por sía), luego cuando íbamos a caballo, Europa iba en ferrocarril. Ahora seguimos en el campo, en contraste con la técnica que dan lugar a  los celulares, con una economía similar a la velocidad de la luz. Acaso las medicinas y comunicaciones no  son espejitos que nos venden, como antes….Vale el paralelismo.

Entre el fundamentalismo financiero globalizado, el nuevo imperialismo de China que absorbe el sector secundario de la industria, los ingleses y americanos, jugando en el sistema financiero; nosotros quedamos sin intentos, sin revolución, sin estrategias y con sistemas de equidad difíciles de sostener, puesto la riqueza generada es insuficiente (incluso incluyendo al turismo). Es hora de pensar en la ciencia y tecnología como estrategia fundamental o seremos unos pobres campesinos…

La revolución que ya no habla ni la izquierda, EXISTE, pero sin duda es otra, la tecnológica

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba