Menu

Tengo el orgullo de que mi abuela es Justa entre las Naciones y está enterrada en Jerusalém.

Tengo el orgullo de que mi abuela es Justa entre las Naciones y está enterrada en Jerusalém.

JTA

El príncipe Carlos de Gales conversó con sobrevivientes del Holocausto en Austria sobre el papel de su abuela en salvar la vida de una familia judía durante la Shoah.

 Charles y su esposa, Camilla, pasaron el último día de una gira de nueve días por Europa en Viena reuniéndose con británicos y austriacos sobrevivientes de la persecución nazi en el museo judío de la ciudad, informó la Jewish News of London.

 La pareja real se sentó con un grupo de hombres y mujeres de edad avanzada que compartieron sus angustiosas historias. Durante la Segunda Guerra Mundial, la princesa Alice, la madre del duque de Edimburgo y la abuela de Charles, albergó a varios judíos cuando los nazis ocuparon Grecia.

 Alicia, que está enterrada en Israel, fue reconocida por el Memorial del Holocausto de Yad Vashem en Jerusalén como una persona justa entre las naciones, y fue galardonada póstumamente con la medalla del Héroe del Holocausto del Gobierno británico.

 En septiembre de 1943, la familia Cohen, viejos conocidos de la ciudad griega de Trikala, apeló a la princesa Alice para el refugio. Los escondió en su palacio hasta que los nazis se retiraron en octubre de 1944. Durante ese tiempo, los nazis enviaron a la gran mayoría de la comunidad judía de Grecia a los campos de concentración.

 Charles le dijo al grupo: "La madre de mi padre tomó a una familia judía durante la guerra y los escondió - ella era increíble. Ella los acogió durante la ocupación nazi. Nunca se lo contó a nadie. Está enterrada en Jerusalén.

 Los restos de la princesa Alicia están enterrados en la pintoresca Iglesia de Santa María Magdalena, sobre el Jardín de Getsemaní, en el Monte de los Olivos. Charles dijo que visitó la tumba el pasado mes de septiembre mientras asistía al funeral de Shimon Peres, ex presidente y primer ministro de Israel.

 La sobreviviente del Holocausto Gerda Frei, de 80 años, que había escapado de Viena con su madre y su padre a Hungría en 1938, tuvo la oportunidad de charlar con Charles en el Museo Judío de Viena.

 "El príncipe estaba muy bien informado sobre el Holocausto, y es muy importante que vinieran aquí", dijo después de la charla.

 Frei y sus padres estaban escondidos de los nazis por una familia en Budapest.

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba