Menu

Zhitlovsky: Ing. Miguel Brechner en Zhitlovsky: “el antisemitismo muta y toma diferentes formas”

Zhitlovsky:   Ing. Miguel Brechner en Zhitlovsky: “el antisemitismo muta y toma diferentes formas”

En el acto de recordación del LEVANTAMIENTO DEL GUETO DE VARSOVIA Ing. Miguel Brechner comento en su discurso

 


Cuanto me gustaría poder estar en este estrado y hablar de lo histórico del levantamiento del Ghetto como un hecho del pasado, y que lo que lo engendró está cerrado como un período negro de la historia de la humanidad.

Cuanto me gustaría poder estar en este estrado y poder decir, que suerte , el antisemitismo casi no existe y al pasar del siglo veinte al siglo veinte uno dejamos atrás esta escoria. Lamentablemente lo único que podemos decir a 73 años de esta fecha es que el antisemitismo sigue presente en sus diferentes formas.

Mucho ha pasado en el mundo desde el fin de la segunda guerra mundial. Todos nosotros creemos que nuestra sociedad tiene mejores valores que los de aquella época que ha aprendido las lecciones de lo que sucedió y que la tecnología nos ha permitido acercar a los hombres. Sin duda que parte de esto es cierto, pero yo quisiera relativizarlo mirando algunas áreas con perspectiva diferente.

La historia del levantamiento del ghetto es una historia muy importante y a su vez una historia conocida. La lucha por la libertad, el heroísmo, la lucha contra el nazismo, la lucha contra la opresión, son los elementos que más nos vienen a la mente cuando pensamos en aquellos jóvenes que el 19 de abril de 1943 decidieron resistir y pelear dentro del ghetto.

Esa lucha por la libertad y contra la opresión está siempre presente en nuestro pueblo y la conmemoramos en la festividad de Pesaj que comenzó el viernes pasado.

Hay aspectos de la vida del ghetto que nos dejan una enseñanza sobre las cosas que son importantes y quizá no son muy conocidas.

Educación

En Varsovia el primer año escolar durante la ocupación comenzó en octubre de 1939. Los Nazis sólo autorizaron educación primaria y en escuelas vocacionales (ORT). Las escuelas secundarias permanecieron cerradas formalmente. A los 2 meses cerraron todas las escuelas primarias judías en Varsovia. La comunidad judía comenzó a organizar una red de escuelas en la clandestinidad. Estas escuelas clandestinas daban clases de primaria en las cocinas de varias organizaciones sociales existentes. La imaginación hizo que los cursos se daban en medio de actividades lúdicas. Los niños tomaban turnos para cuidar si venía la SS y ante ello los docentes transformaban mágicamente las clases en escenarios de juego.

En conjunto con organizaciones sociales y de rescate, la ORT trabajó en los ghettos con el concepto de rescate mediante trabajo, que significaba enseñar oficios laborales para hacer que la mayor cantidad de judíos fuera indispensable para la economía de guerra alemana y a través de esto retrasar la salida de los ghettos para sus estudiantes.

Un docente del ghetto recuerda

Cuando miro para atrás y pienso en la variedad de cursos que se dieron, me es imposible explicar como lo hicimos. Todo alrededor nuestro estaba demolido. La gente llegaba a la escuela casi sin ropa y descalza, pero cada uno sabía que podía aprender. A veces se desmayaban los docentes o estudiantes por el hambre que tenían. De todos modos esto nunca disminuyo su devoción por lo que hacían.

Subalimentados, humillados y oprimidos 4500 estudiantes fueron absorbidos por sus actividades y encontraban consuelo y esperanza para el futuro. Las clases eran un círculo cultural y literario.

Las condiciones del ghetto para aprender eran terribles y aun así aprender se transformó en una forma de resistencia y sobrevivencia espiritual. David Weiss nos dice en sus memorias.

Fue aprender lo que contribuyo grandemente a la sobrevivencia. Fue aprender lo que hizo mi vida tolerable como niño aislándome de lo que pasaba en el ghetto y fue aprender lo que me permitió resumir mi vida después del holocausto.

La Memoria.

El Dr. Emanuel Ringelblum regresa a Varsovia en 1939. Historiador de profesión y consciente de lo importante de registrar lo que está pasando en el ghetto recluta gente de todos los sectores políticos, religiosos e ideológicos del espectro de la vida judía para documentar la influencia de la ocupación germana en la vida privada de los judíos en Varsovia. Él y sus colaboradores creían en la misión de crear una infraestructura documental que proveería la descripción del destino de la vida judía a todos los niveles. Por esa razón fueron muy cuidadosos de juntar testimonies que expresaran las diferentes perspectivas de la vida judía en el ghetto. Los educadores escribieron sobre la educación judía en el ghetto pero al mismo tiempo también tomaron testimonio de los niños para ver su perspectiva. Entre los documentos hay textos escritos por hombres, mujeres, ortodoxos y liberales, filósofos y gente en general, todos que reflejaban la diversidad de la vida judía en el ghetto.

Esta organización llamada Oneg Shabat también recolectó documentos publicados por las instituciones oficiales del ghetto junto con órdenes y decretos emitidos por los alemanes. También conservaron diarios oficiales y clandestinos fotografías además de numerosas obras de arte.

Cuando comienza la matanza de los judíos en Polonia, el grupo Oneg Shabat se concentra en juntar información sobre la deportación y exterminio para que este conocimiento quede disponible para los judíos del ghetto y para encontrar la forma de llamar la atención en el mundo libre. El trabajo no paró aun cuando cientos de miles de judíos fueron deportados en el verano de 1942. Durante esos días la documentación que se tenía hasta ese entonces fue enterrada bajo tierra y entre enero y abril del 1943 más secciones de los archivos fueron enterrados.

Estos documentos constituyen el vital testimonio del sufrimiento profundo y de la calidad de vida que llevaron los judíos polacos y en especial los de Varsovia durante la ocupación Nazi. Testifican que al lado del hambre, hacinamiento y sufrimiento, la vida espiritual seguía.

El espíritu del personal que trabajó en este proyecto hizo posible que futuras generaciones pudieran tener un panorama preciso de la vida judía durante el Holocausto.

La educación y la memoria son pilares de nuestra tradición judía y son parte de los valores de la humanidad.

Porque tenemos educación y memoria, sabemos que no podemos ni olvidar ni perdonar. Pero cuando nos paramos en el mundo de hoy, vemos que la educación y la memoria no han sido suficientes para la eliminación del antisemitismo.

Cuando miramos todas las herramientas que tenemos hoy para educar y para registrar lo que pasa en el mundo, pensamos, que hemos avanzado frente a otras generaciones. Sin duda lo hemos hecho a nivel técnico, pues si en el ghetto la nube de información (donde se guardaba lo que se registraba) era los latones y enterrarlos en la tierra para que otros luego lo puedan acceder, hoy la nube de información es casi infinita, con, diarios, videos, blogs y la participación de billones de personas permitiendo mayor democracia y mayor posibilidad de aprendizaje.

Esto que es muy bueno en muchos aspectos es muy preocupante cuando vemos que la red ha permitido que millares de personas expresen sus sentimientos antisemitas de maneras pocas veces imaginables. La red ha liberado el antisemitismo escondido en el mundo y como Uruguay es parte del mundo, también en Uruguay.

Sin ánimo de alarmar, les cuento algunos detalles. Cuando usamos el buscador google, ustedes saben que el sistema es tan experto que cuando comenzamos a escribir, este nos sugiere palabras para completar la frase.

Cuando ponemos la frase los judíos son la primera palabra que nos sugiere es malos. Cuando ponemos los judíos mataron lo primero que nos sugiere es al hijo de dios, lo segundo a dios y lo tercero a Kennedy.

Cuando lo hacemos en inglés, se ve que google limitó como se autocompleta, ya que si ponemos the jews la siguiente palabra es killed. Si ponemos the jews killed ya no autocompleta. El hombre corrige por programación lo que la máquina sugiere.

Otro ejemplo preocupante y más reciente fue una herramienta de inteligencia artificial sin control humano que puso Microsoft en twitter. Esta herramienta contestaba y ponía tweets. Era una herramienta aprende lo que hay en la red y en base de esos conocimientos se expresa. En menos de 48 hrs la herramienta ya sostenía que Hitler tenía razón y que ella odiaba a los judíos. Inmediatamente Microsoft cerró esa herramienta y pidió disculpas.

Cuando la muerte de David Fremd ZL se dieron muchas cosas preocupantes en nuestro país. Probablemente muchas de ellas no fueron intencionales pero hacen que uno se pregunte por qué? ¿Por qué nadie habló de una acción terrorista? Se hizo hincapié en que era un loco solitario y no se mencionó que la globalización había llegado a Uruguay y que las mismas formas de atentar contra judíos en Israel, Francia y otros países había llegado a Uruguay. El hecho que no hubiera conexión internacional no elimina el hecho que sea una acción terrorista.

¿Por qué para la prensa era importante decir el comerciante judío sin poner énfasis en el carácter antisemita del hecho?

¿Cómo hubiera sido la reacción de la sociedad uruguaya si el atentado era hecho por alguien vestido de KKK contra una persona de color?

Nosotros los judíos a veces somos un poco ingenuos. En particular los de izquierda porque creemos que todos los problemas tienen solución. La historia nos está demostrando que esto no es así, que por más que queramos hay cosas que no tienen solución.

Quizá haya llegado el momento de asumir que el antisemitismo va a existir siempre y que va a venir en su formato tradicional o escondido como antisionismo o mediante campañas de deslegitimizar al Estado de Israel y su derecho a existir.

Está muy de moda deslegitimizar a Israel como país. Nuestro deber es denunciarlo y explicar por qué esto es una forma de antisemitismo. La mayoría de los deslegitimadores no tiene autoridad moral ni ética para hacerlo.

No es una tarea fácil, porque el antisemitismo muta y toma diferentes formas.

Quizá también haya llegado el momento de asumir que no va a haber paz en el Medio Oriente. Lamentablemente las organizaciones y posturas religiosas han triunfado sobre las organizaciones políticas laicas y con ello se ha alejado toda posibilidad de llegar a la paz.

Ante esta realidad, nuestro deber como judíos es defender al estado de Israel, defender el estado de derecho en Israel, su democracia y condenar la ocupación y la política de asentamientos.

Mi padre siempre decía en idish ¨difícil ser judío¨, y si es verdad. La tarea para adelante es difícil, pero es la única que podrá mantener viva la educación la memoria y la libertad.

Muchas gracias

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba