Menu

Israel con aroma a Brasil

Israel con aroma a Brasil

Huyendo de la recesión y la violencia, los judíos brasileños acuden a Israel

La inmigración procedente de Brasil se ha duplicado en los últimos cuatro años cuando miembros de la comunidad de 120.000 efectivos buscan la seguridad personal financiera

Brazilian Jews

La familia Teitelbaum recibe la bienvenida a Israel del presidente de la Agencia Judía, Natan Sharansky en 2010. (Cortesía de la familia Teitelbaum)

AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO – RIO DE JANEIRO (JTA) – Durante cuatro años, llana Lerner Kalmanovich montó un tórrido autobús lleno de gente por tres horas cada día para llegar a la Universidad Federal de Río de Janeiro, donde buscaba graduarse en educación física y nutrición.

Las redadas policiales en los barrios pobres cercanos, o favelas, a menudo bloqueaban la autopista, y las balas perdidas de tiroteos con delincuentes eran una amenaza constante. Incluso en el campus de la Universidad Federal, la más antigua y una de las más prestigiosas de Brasil, Kalmanovich se sentía insegura. Los robos eran comunes y, de vez en cuando, se encontraban cadáveres en los bosques cercanos.

Así que en 2007, Kalmanovich se trasladó a Israel. Había pasado todo un año allí hacía diez años en un programa de movimiento juvenil y se había enamorado del país. Y aunque tiene nacionalidad alemana y podría haber construido una nueva vida en Europa, nunca tuvo ninguna duda de que haría su casa en el estado judío.

“Israel es el lugar donde me siento como en casa, feliz, en mi pueblo”, dijo a JTA Kalmanovich. “Decimos ‘Shabat shalom’ al conductor del autobús, al hombre de la basura, al empleado de ventas. Todo el mundo comparte en su mayoría el mismo nivel social y económico. Todos celebramos los mismos días festivos nacionales. Es como vivir en un enorme kibbutz de 8 millones de personas. Aquí yo soy la regla, no la excepción”.

Kalmanovich no está sola. La inmigración a Israel, o aliá, de Brasil se ha más que duplicado en los últimos cuatro años, de 191 en 2011 a más de 400 en lo que va de año. El crecimiento medio de la aliá para toda América Latina en el mismo período fue de sólo el 7 por ciento. A pesar de que tiene aproximadamente la mitad de la población judía de la vecina Argentina, Brasil ha enviado más inmigrantes a Israel durante dos años consecutivos. Se estima que en Brasil viven unos 120.000 judíos.

“Buscan un futuro mejor”, dijo Gladis Berezowsky, de 58 años, quien ayuda a dirigir Beit Brasil, una organización no gubernamental con sede en Israel establecida en 2014 para ayudar a los brasileños que buscan mudarse a Israel.

Brasil, una nación de 200 millones de personas, se enfrenta a su recesión más pronunciada en un cuarto de siglo, con la economía reduciéndose en casi un 2 por ciento este año – por debajo del crecimiento del PIB de más de 7 por ciento en 2010. El real brasileño se ha reducido un 138 por ciento en comparación al dólar estadounidense en los últimos cinco años y la tasa de inflación ha llegado al 10 por ciento.

El país es también uno de los más sangrientos en la tierra, con más de 58.000 brasileños muertos por muerte violenta en 2014.

“Más personas mueren cada año en Brasil por violencia intencional que en cualquier otro lugar del planeta, incluyendo la mayoría de las zonas de guerra del mundo combinadas”, dijo Robert Muggah, director de investigación de un grupo de reflexión con sede en Río que estudia la intersección entre la violencia y el tráfico de drogas.

“La absurda violencia en Río posponía nuestros planes de tener hijos”, dijo Silvia Brafman, de 33 años, quien se mudó de la segunda mayor ciudad de Brasil a Haifa a finales de octubre con su marido”. La alta tasa de desempleo y la falta de oportunidades son la segunda razón para dirigirse a Israel. La ola de apuñalamientos corriente aquí no nos asusta en absoluto. Lo que realmente me asusta más es el idioma, que puede retrasar mi entrada en el mercado laboral”.

Fabio Erlich, de 33 años, no ha tenido ese problema. Erlich, quien se mudó el año pasado con su esposa y sus tres hijas a la ciudad central israelí de Modiin, se aseguró empleo en dos yeshivot de Jerusalem antes de llegar con ayuda de amigos brasileños ya establecidos en el país.

“Queríamos dar a nuestros hijos mejor calidad de vida en los campos educativos, sociales y religiosos”, dijo Erlich. “Israel le permite ser judío sin limitaciones, no sólo en el exterior, sino sobre todo en lo más profundo. Encontrar empleo en Israel hizo realidad nuestro gran sueño sionista”.

Fabio Erlich, de pie a la izquierda, con su familia y otros emigrados brasileños en la ciudad israelí de Modiin. (Cortesía de la familia Erlich)

Fabio Erlich, de pie a la izquierda, con su familia y otros emigrados brasileños en la ciudad israelí de Modiin. (Cortesía de la familia Erlich)

Los judíos brasileños han disfrutado tradicionalmente una vida cómoda de clase media alta, pero las cosas están cambiando. Varias escuelas judías se han fusionado o están en el proceso con el fin de sobrevivir, mientras que los administradores de algunas de ellas dicen que el número de solicitudes de becas nunca ha sido mayor.

“Hemos visto un aumento del 100 por ciento en las solicitudes recientemente”, dijo Yehoshua Goldman, jefe representante de Jabad en Río, que dirige Lar da Esperança (Hogar de la Esperanza), una organización de judíos con necesidades financieras.

A pesar de la desaceleración económica, los precios inmobiliarios se han casi triplicado en algunas partes de Río en los últimos cinco años. Carlos Cohen, de 36 años, especialista de TI especializada, no podía pagar las exorbitantes rentas, por lo que tomó un apartamento en una favela cerca de su oficina. Cuando nació su hija, Cohen supo que tenía que salir de allí.

“El mercado de alta tecnología aquí es muy vibrante”, dijo Cohen, quien se mudó a la ciudad costera de Netanya con su familia en 2012. “Sólo te quedas sin trabajo, si quieres. Estamos orgullosos de llamar a este lugar nuestro, donde podemos poner verdaderamente nuestra ciudadanía en la práctica. La violencia urbana aquí es casi cero, la sensación de seguridad es absoluta. Ahora por fin podemos criar nuestra familia en un lugar mejor”.

Para Martin y Michele Teitelbaum, a quien robaron a plena luz del día en Higienópolis, un barrio de lujo y muy judío de Sao Paulo, la ciudad más grande de Brasil, fue la última gota. En 2010, se llevaron a sus tres hijos – de entre 2, 5 y 7 – y se dirigieron a Raanana, una ciudad en el centro de Israel con una gran población de inmigrantes de Europa y las Américas.

“En Brasil, era simplemente uno más tratando de sobrevivir”, dijo Martin.

“La vida era algo superflua allí, con muchos valores invertidos”, añadió Michele. “Aquí en Israel valoramos lo que debe ser valorado.”

La psicóloga Rita Cohen Wolf es vecina de los Teitelbaum en Raanana, donde se instaló en 1977 después de que la hubieran asaltado ocho veces en Brasil. La última vez, con una pistola apuntando a su cabeza.

En 2014, Wolf escribió una carta abierta a la presidenta Dilma Rousseff en Facebook en la que criticó la violencia en Brasil. Se sorprendió al verla publicada en la prensa brasileña.

“En Brasil, la violencia se hace sentir cada día”, dijo Wolf a JTA. “En Israel, no nos sentimos amenazados con violencia inminente. La sensación de seguridad con nuestra policía y el ejército, además de la unidad de la población refuerza el sentimiento generalizado de que no estamos solos”.


Fuente: The Times of Israel / Marcus Moraes

Traduce y edita: Silvia Schnessel para Enlace Judío México

http://www.enlacejudio.com/2015/12/08/huyendo-de-la-recesion-y-la-violencia-los-judios-brasilenos-acuden-a-israel/

Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

 

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba