Menu

Malestar por cambio a Yaalón por Lieberman

Malestar por cambio a Yaalón por Lieberman

 

Cambiando a Yaalón por Lieberman

Mi Enfoque #600, Mayo 27, 2016 por David Mandel

 

La decisión de Netanyahu de quitarle el puesto de Ministro de Defensa a Moshé Yaalón, respetado y admirado ex–jefe del Estado Mayor del Ejercito de Israel, para dárselo a Avigdor Lieberman, quien, durante su servicio militar, sólo logró ascender al rango de cabo, fue recibida con aplausos por los miembros de su partido, pero no por otros. La mayoría de la población israelí habría preferido que Yaalón continuase en el puesto, sentimiento compartido de todo corazón tanto por gobiernos amigos como por regimenes enemigos.

 

Lieberman, en el pasado, ha expresado algunas declaraciones, incluyendo bombardear el dique de Aswan en Egipto, que causaron preocupación. Esperemos que sea tan buen Ministro de Defensa como lo fue Moshé Arens, quien tampoco tenía experiencia militar, y que tenga aciertos como los tuvo el muy criticado Amir Peretz, a quien hoy todos agradecen por su insistencia, contra el consejo de muchos militares, en desarrollar la Cúpula de Acero.

 

Yaalón, por otro lado, no es el santo que hoy muchos admiran. Hizo comentarios denigrantes contra John Kerry, el Secretario de Estado de los Estados Unidos, en los cuales lo calificó de "mesiánico obsesionado".

 

(Nota personal: Mi opinión acerca de Kerry, expresada más de una vez en Mi Enfoque, es que viéndolo de lejos parece idiota, pero viéndolo de cerca, el diagnostico se confirma. Yo me puedo dar el lujo de hablar con sinceridad, pero un Ministro de Defensa debe ser más cuidadoso con lo que dice, especialmente cuando esto puede afectar nuestras relaciones con los Estados Unidos).

 

Yaalón, a pesar de las insistentes advertencias de Naftali Bennett, no le dio importancia a los túneles que él sabía que Hamás estaba excavando, hasta que casi fue demasiado tarde. Pero, lo peor de Yaalón y lo que justifica haberlo sacado de su puesto, es haber alentado a los oficiales del ejército a expresar libre y públicamente sus opiniones, incluyendo si no estuviesen de acuerdo con las políticas del gobierno. Los oficiales son empleados del ejército, institución que está bajo el control del gobierno, y por ley no tienen libertad para criticar públicamente al gobierno. Si el consejo de Yaalón habría sido llevado al extremo por los generales, eso resultaría en golpes militares, como los que caracterizaron América Latina hasta hace algunas décadas.

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba